Menú Buscar
Manuel Valls, exprimer ministro de Francia, en una imagen de archivo / EFE

Valls decidirá en verano si se presenta como candidato a la alcaldía de Barcelona

El exprimer ministro francés propuso a Ciudadanos crear una plataforma con PSC y PP para presentarse a las elecciones municipales de 2019

28.05.2018 12:20 h.
3 min

Manuel Valls no tiene claro si se presentará como alcaldable de Barcelona a las elecciones municipales del año que viene. El exprimer ministro francés lo decidirá este verano, según ha dicho en una entrevista en el diario galo L’Opinion. “Barcelona es una ciudad que es una marca internacional increíble, conocida en todo el mundo”, ha afirmado.

Ante la propuesta de Ciudadanos a Valls para que encabece la candidatura del partido en sustitución de Carina Mejías. El exjefe del Gobierno francés pidió crear una “plataforma amplia” con PSC y PP para presentarse como alternativa a las fuerzas “populistas y separatistas”, en referencia a Barcelona en Comú de Ada Colau y los partidos independentistas.

En Barcelona

Valls viajó la semana pasada a Barcelona para analizar las posibilidades de esta candidatura unitaria constitucionalista en el consistorio de la capital catalana. Perder, no le asustaría: “He sido tratado de nazi en las redes, no veo qué puede haber peor”. Será este verano cuando anuncie su decisión a Ciudadanos.

En su visita a Barcelona estuvo invitado a una cena en casa del empresario catalán Marian Puig, en el que asistieron, entre otros, el director de La Vanguardia, Màrius Carol, el abogado Emilio Cuatrecasas, y el exvicepresidente del Gobierno Narcís Serra. Según ABC, Valls se marchó de la cena antes de que terminara. 

Cena con empresarios

"Os habéis pasado el aperitivo despotricando de los independentistas, y ahora que trato de explicaros lo que quiero hacer os quejáis del Gobierno y de España. Os quejáis de todo pero no habéis hecho nada. Sois la burguesía catalana, la élite del país, y no habéis hecho nada. Una burguesía que no lidera, que no guía, no es una burguesía: sólo es un club de petulantes y de ricos", les dijo a los presentes. 

Los empresarios que habían acudido a la cena habían interrumpido continuamente al exprimer ministro francés, que explicó su proyecto para Barcelona. Le reprochaban su posible vínculo con Ciudadanos y se quejaban de una falta de capacidad de diálogo del Gobierno.