Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El escritor Valentí Puig, en el programa de la Cadena Cope / CG

Valentí Puig: “El independentismo ya sabe que el Estado tiene instrumentos para hacerse respetar”

El escritor señala que Illa representa en el PSC el salto del “maragallismo al tarradellismo” y que puede impulsar un proyecto alternativo al nacionalismo

4 min

El independentismo ya sabe cómo puede responder el Estado si intenta un nuevo movimiento rupturista. El escritor Valentí Puig, que acaba de publicar Malicia en el país de la política (Alfabeto), considera que se ha demostrado una máxima a lo largo de la historia y es que a Cataluña nunca le ha ido bien cuando ha pretendido ir en contra del Estado. “El independentismo ya sabe que el Estado tiene instrumentos para hacerse respetar”, señala en alusión a la respuesta judicial tras los sucesos de otoño de 2017, o la aplicación de artículos de la propia Constitución como el 155.

En vísperas de que se pueda formar un nuevo Govern, pese a que todavía hay diferencias entre Junts per Catalunya y ERC para conformar cómo se afronta la nueva etapa al frente de la Generalitat, Puig entiende que la única respuesta que se puede ofrecer es un proyecto de una Cataluña “hispánica”, que contribuya para mejorar el futuro de España. De hecho, ese es el gran reproche que le formula al nacionalismo de las últimas décadas, que lideró Jordi Pujol, y que renunció a la “gobernabilidad” de España, con ministros en el Gobierno, a pesar de que algunos dirigentes como Miquel Roca o Josep Antoni Duran Lleida presionaban en esa dirección.

Díaz Ayuso y Casado, en el mismo barco

Puig, en una entrevista en el programa Converses de la Cadena Cope, con la participación de Crónica Global, considera que el gran problema en Cataluña es la “falta de un centro derecha fuerte”, que sepa contrarrestar el proyecto de izquierdas que ha impulsado el movimiento independentista. No podrá existir una alternativa, al margen de la colaboración entre diversas fuerzas políticas, sin un pilar catalán. Puig alude al caso de Unión del Pueblo Navarro, el socio del PP en Navarra, aunque es más el PP el socio de UPN. “Falta un voto de orden, ante una situación que sigue siendo anómala, con un desorden público extraordinario y con un fugitivo de la justicia en Waterloo”, en alusión a Carles Puigdemont.

En el otro lado está el PSC. A juicio de Valentí Puig, colaborador de Crónica Global, el proyecto de Salvador Illa al frente del partido es significativo. “Illa representa el salto del PSC maragallista al PSC tarradellista y puede suponer un cambio”, señala, con la idea de que presente una alternativa al nacionalismo, sin el discurso nacionalista, que pasa por una serie de consensos que, en realidad, no han sido tales. La prueba es la posición severa de Illa respecto a TV3, que considera que ha sido un instrumento en manos del independentismo que se debe rescatar.

Puig, bien conectado históricamente con el PP y que se declara un defensor del bipartidismo, cree que la posible victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones en la Comunidad de Madrid no supondrá un choque con Pablo Casado. “Las posiciones de cada uno están claras y lo que podría suceder es que se relance todo el proyecto del PP”, considera Valentí Puig, al entender que el PSOE de Pedro Sánchez podría verse forzado a una profunda reflexión a partir del 4 de mayo, la fecha de las elecciones en Madrid.