Menú Buscar
El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo (i), y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros / EFE

Ultimátum del Gobierno a la Generalitat antes de intervenir sus cuentas

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, da 48 horas al Govern para que presente un acuerdo de no disponibilidad de gasto

4 min

48 horas. Es el ultimátum del Gobierno a la Generalitat antes de intervenir sus cuentas. El Ejecutivo central, reunido en Consejo de Ministros este 15 de septiembre, ha aprobado un "mecanismo de control de pagos" para Cataluña por el que, si entra en funcionamiento, sustituirá al Govern en los pagos. Así, Hacienda pagará directamente a los funcionarios catalanes durante el tiempo que dure la situación de excepcionalidad.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha desgranado este mecanismo "novedoso" que persigue un doble objetivo: garantizar los servicios públicos y evitar que "ni un euro" financie "una actividad ilegal" como es el anunciado referéndum del 1 de octubre. En el marco de esta medida, el Ejecutivo ha dado 48 horas al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que apruebe un acuerdo de no disponibilidad presupuestaria sobre todo el presupuesto catalán, que no esté vinculado a los servicios fundamentales.

No afecta a las competencias

De este modo, si la Generalitat no garantiza que no va a destinar ninguna cantidad a servicios que no son fundamentales, será el propio ministro quien lo haga, y el Estado asumirá el pago de esas partidas a cuenta del sistema de financiación autonómica. Montoro se ha referido a los servicios públicos fundamentales como las nóminas, educación, sanidad y servicios sociales.

El ministro ha dejado claro que este sistema de control de pagos "no afecta al ejercicio de las competencias", pero sí se garantizará que ningún pago de la Generalitat va a una actividad ilegal como el 1-O. "Estamos intentando evitar las malas ideas, en términos de lo que esté pensando pagar. E intentado evitar que incurran en la misma ilegalidad en la que ellos mismos se están situando", ha señalado.

"Establecemos la garantía de que todo el mundo va a cobrar en plazo y lo va a hacer en función de la seguridad que da el Estado", ha dicho el ministro de Hacienda, ante la "incertidumbre" que están generando las decisiones políticas de la Generalitat sobre el referéndum. Ha recalcado que está "en juego" el interés general de los catalanes y el conjunto de los españoles y la defensa de la ley y la Constitución.

Explicaciones en el Congreso

"No podemos confiar en unas autoridades que están comprometidas con los objetivos de estabilidad presupuestaria pero a su aire", ha añadido. Montoro ha anunciado en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa que comparecerá la próxima semana en el Congreso para explicar esta medida.

La acción del Gobierno llega después de que el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, comunicara a Hacienda el miércoles que dejará de enviar los informes​ semanales sobre los gastos del Govern por la celebración del 1-O.