Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de una pancarta independentista en la sede de TV3 / CG

TV3 ha perdido 22 millones desde que se entregó al proceso independentista

La televisión autonómica más cara de España cerrará el ejercicio 2020 con un déficit de 15 millones debido a una mala gestión comercial que abunda en el choque entre Llorach y Sanchis

5 min

TV3 es cadena líder en Cataluña, pero en cuatro años ha perdido 22 millones en ingresos publicitarios y está previsto que cierre 2020 con un déficit de 15 millones. ¿Cómo es posible? La crisis económica, el coronavirus, el duopolio que ejercen Mediaset y Atresmedia o incluso un supuesto boicot de anunciantes del Ibex a TV3 por el procés han sido algunos de los argumentos alegados por los directivos de la cadena catalana. Mientras tanto, la Generalitat acude al rescate inyectando más dinero en la televisión autonómica más cara de España: 235 millones anuales, el triple que Telemadrid.

Esta precaria situación tensa todavía más las relaciones en esta etapa crepuscular del director de TV3, Vicent Sanchis, y la presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Núria Llorach, a raíz del cisma en Junts per Catalunya (JxCat), tal como informó Crónica Global. Así, mientras Llorach se ha posicionado con el PDECat, Sanchis ha intensificado sus relaciones con Carles Puigdemont, que ha anunciado la creación de un nuevo partido con JxCat.

El despido de Manteca y el fichaje de Patxot

La CCMA pasa regularmente el cepillo para que el gobierno de Quim Torra ahora, y el de Puigdemont antes, inyecten aportaciones económicas complementarias a esos 235 millones. Desde el inicio del procés, TV3 ha recibido aportaciones extraordinarias para compensar la caída de los ingresos publicitarios. En sólo cuatro años, que coinciden con la gestión del actual director de Comercial y Marketing de la CCMA, Martí Patxot, y su mano derecha, Gaietà de Dalmases, se han perdido 22 millones en ingresos publicitarios. “Se ha hipotecado la viabilidad de la CCMA. La gestión de Patxot atenta contra el modelo catalán de financiación mixta --aportación pública e ingresos del mercado privado publicitario--, a pesar del respaldo que les proporciona la presidenta en funciones, Núria Llorach”, explican fuentes de la cadena catalana.

En 2015, cuando el director comercial de TV3 era Carles Manteca, la televisión autonómica facturó 54,7 millones de euros, a pesar de tener una audiencia del 16,6% de share. En 2020, con un 17,7% de share y un liderazgo en las audiencias, TV3 prevé cerrar el ejercicio por debajo de los 32 millones de euros de facturación. “Ni aumentar el liderazgo ni encabezar el procés con una audiencia más militante y entregada ha servido para que el sustituto de Manteca, a quien Brauli Duart despidió de TV3 por no lograr incrementar los ingresos de publicidad, haya mejorado la gestión de un departamento comercial de 34 profesionales que cada día más es una olla a presión”, añaden las citadas fuentes.

El retorno de 'Polònia'

Pese a ello, Llorach ha cerrado filas con Patxot, un hombre cercano al PDECat. Este apoyo es otro de los motivos de tensión de la presidenta en funciones con Sanchis, que desde hace semanas presiona al gobierno Quim Torra para que inyecte más dinero para enjuagar esos 15 millones de déficit de TV3. De esta forma, se garantizaría el retorno del programa de Toni Soler Polònia, ahora en la cuerda floja, y la serie diaria de ficción Com si fos ahir, dos apuestas ganadoras en la parrilla de TV3.

Llorach y Patxot alegan que la culpa del hundimiento publicitario es del coronavirus, pero a Sanchis comienza a hacerle mella tener que pedir más dinero a la Generalitat y a grandes anunciantes para maquillar el fracaso comercial.

Rebaja en las tarifas

Patxot es ingeniero y proviene del área digital de TV3. Su experiencia comercial era inexistente cuando Duart le designó como sustituto de Manteca. Este perfil ha provocado quejas de los trabajadores, que siguen viendo “la mano negra" de Duart y ahora de Llorach para mantener a toda costa a un soldado fiel en este estratégico puesto.

El malestar del departamento comercial con Patxot y Dalmases es creciente” aseguran desde la televisión autonómica. Un sentimiento que se ha hecho extensivo a los anunciantes conocedores de una política de rebajar tarifas a la desesperada para intentar lograr, sin éxito desde 2016, cumplir el presupuesto de ingresos comerciales de la CCMA.