Menú Buscar
Imagen de una parada del metro de Barcelona / TMB

El metro de Barcelona, en riesgo de quedarse sin vigilantes de seguridad en plena amenaza terrorista

Los trabajadores de seguridad del metro temen que el suburbano se quede sin vigilancia el 31 de diciembre y el 5 de enero mientras planea la amenaza de atentado terrorista en Barcelona

24.12.2018 11:56 h.
3 min

Los trabajadores de seguridad del metro de Barcelona quieren evitar ir a la huelga en Fin de Año a toda costa. Los sindicatos han realizado una nueva petición a la dirección de TMB para que entre en la mediación, ya que, según la empresa pública, no habían participado en la última reunión de mediación porque no fueron invitados. Frente a las evasivas de los responsables del transporte público, los representantes sindicales han respondido con una nueva solicitud para reunirse y buscar una solución a este conflicto laboral.

Contactados por este medio, desde el sindicato ADN Sindical --mayoritario en el sector-- expresan su voluntad de llegar a un acuerdo con la dirección para evitar los paros de los días 31 de diciembre (Fin de Año) y 5 de enero (Noche de Reyes), dos de las jornadas con más validaciones y más necesidad de vigilancia en este transporte. "Queremos una solución, no queremos ir a la huelga", manifiesta un representante del sindicato. Además, muestran su preocupación frente a la amenaza de atentado terrorista que planea sobre Barcelona durante estas fechas navideñas: "En varios organismos oficiales se anuncia un posible atentado terrorista. No queremos que no digan que por nuestra parte no se ha querido mediar en esta huelga", aseguran en un correo enviado a la presidenta de TMB, Mercedes Vidal.

Reivindicación principal

La petición principal de los trabajadores del suburbano es poner fin a las patrullas en solitario y substituirlas por patrullas en parejas. "¿En un atentado qué puede hacer una persona sola?", se preguntan desde ADN Sindical, que muestran su preocupación ante la seria amenaza terrorista de estas navidades. 

Desde los sindicatos también exigen reforzar las zonas calientes de inseguridad del suburbano, realizar análisis de seguridad del transporte para implementar medidas, realizar operativos conjuntos con la Guardia Urbana y Mossosd'Esquadra y desplegar a más efectivos en los controles antifraude.