Menú Buscar
Quim Torra, presidente de la Generalitat, en una imagen de archivo / EFE

Torra se lava las manos con las residencias: el Estado no dio equipamiento

El 'president' reconoce que "el plan de choque" para los centros de mayores llega tarde y que el sistema sociosanitario "no tenía músculo suficiente" para gestionar la crisis

4 min

Quim Torra ha señalado al Gobierno central como responsable de la problemática en las residencias de personas mayores en Cataluña. Por una parte, ha admitido que el "plan de choque" para evitar contagios masivos entre los ancianos debía haberse realizado antes pero, por otra, asegura que la Generalitat no recibió suministros por parte del Estado, por lo que tampoco podía evaluar correctamente la situación en estos centros.

El presidente catalán ha comentado en los micrófonos de El món a RAC1 que la situación de los mayores "es un tema que personalmente me ha preocupado desde el primer momento", a pesar de la parálisis que ha mostrado el Govern respecto a esta cuestión desde el inicio de la pandemia y que se refleja en las cifras oficiales. De las 3.148 muertes de personas con coronavirus en Cataluña, 1.178 corresponden a residencias de ancianos, el 37,4% del total.

Fallo del sistema sociosanitario

Torra ha declarado que, antes de la crisis del Covid-19, confiaban en la capacidad el sistema sanitario catalán pero descuidaron el área sociosanitaria. Ha reconocido que este último "no tenía músculo suficiente" para gestionar el impacto del coronavirus en los centros de ancianos, por lo que el Govern se ha visto obligado a "cambiar el rumbo" de su gestión. Antes dependía de la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia --liderada por Chakir El Homrani-- y ahora ha pasado a ser competencia del departamento de Salud que dirige la también republicana Alba Vergés.

Preguntado por si mantiene su confianza en el conseller El Homrani, a quien él había reprochado en público su deficiente gestión en este terreno, Torra no ha contestado afirmativamente. Se la limitado a decir que siempre lo hace mientras son consejeros de su Govern.

"Reconozco que el plan de choque debería haber llegado antes", ha asegurado, "nos ha costado mucho construirlo". Y ha aprovechado para autoexculparse alegando la falta de material. "No hemos tenido el equipamiento necesario"; "Los test llegaron el lunes"; "Necesitábamos estos test", etcétera.

La "epopeya" del material

El presidente catalán ha calificado de "epopeya" la búsqueda de material sanitario de protección y prevención ante el Covid-19 por parte de la Generalitat, a pesar de que las competencias en este campo las tiene el Ministerio de Sanidad desde que fue decretado el estado de alarma. "Aquí se han centralizado las competencias, pero nos hemos tenido que espabilar nosotros para tener lo que necesitamos" ha criticado. "Me he pasado un día entero buscando batas".

Ha defendido que "el 90% del suministro" de estos materiales ha sido aportado por la Generalitat, que se ha movilizado "como ha podido" para acceder a él de forma internacional. "Si no nos espabilábamos nosotros, no nos llegaba nada", ha insistido. También en referencia a la gestión de las residencias de mayores: "Ahora tenemos los test para hacer frente a la situación, pero insisto, llegaron el lunes".