Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pedro Sánchez y Quim Torra, en su último encuentro personal, el pasado mes de febrero / EP

Torra aprovecha el anuncio de Sánchez para intentar recuperar competencias

La Generalitat insiste en lamentar no haber tenido un “Estado propio” para gestionar la lucha contra la pandemia de forma diferente

3 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, aprovechará el anuncio de las primeras medidas para suavizar la reclusión de los ciudadanos por el estado de alarma que hizo este sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para solicitarle la potestad para gestionar directamente el próximo proceso de desescalada en Cataluña. La medida incluiría la devolución de algunas competencias, especialmente en materia de Sanidad e Interior, que recuperó de forma temporal el Estado con motivo de la crisis del coronavirus.

La portavoz del Govern y consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha asegurado durante una entrevista en Catalunya Ràdio que la petición que trasladará la Generalitat a Moncloa se basa en los planes de una desescalada asimétrica que ayer esbozó Sánchez en su comparecencia para anunciar la extensión del estado de alarma por otros 15 días que el Gobierno aprobará el próximo martes y someterá a la votación del Congreso el miércoles.

Gestionar la desescalada

“Lo que pediremos como Generalitat es que se nos permita a nosotros gestionar directamente el desconfinamiento de Cataluña y que se nos devuelvan las competencias”. Torra tiene la oportunidad de comunicar su petición a Moncloa en la nueva conferencia que Sánchez mantiene este domingo con los presidentes autonómicos, a los que explicará la citada prórroga.

No obstante, el presidente del Gobierno matizó, a preguntas de los periodistas, que la posible desescalada asimétrica no atenderá necesariamente a criterios de los límites de las Comunidades Autónomas. “Podría ser en ámbitos municipales, por provincias e incluso por comarcas”, precisó Sánchez.

Aparcar diferencias con ERC

La Generalitat se ha pronunciado en repetidas ocasiones a favor de permitir a los menores salir a la calle, una medida que decretará el Ejecutivo central a partir del 27 de abril. Sin embargo, Budó se mostró partidaria de que solo se permita tal circunstancia “si los datos lo permiten”.

La portavoz también ha apuntado que la pandemia no hará que las aspiraciones independentistas de su Gobierno sigan adelante e incluso ha asegurado que esta situación ha servido para aparcar las diferencias entre JxCat y ERC, su socio en la Generalitat. Budó anunció que, una vez aplacada la crisis, se reactivará la mesa de diálogo con Moncloa en la que defenderán el derecho de autodeterminación.

También ha lamentado no haber podido gestionar el episodio de coronavirus como gobierno de un Estado independentiente: "Si hubiéramos tenido un Estado, esta crisis la habríamos gestionado de forma distinta. Hubiéramos realizado otro tipo de actuaciones".