Menú Buscar
Joan Tardà, diputado de ERC en el Congreso de Diputados junto a Gabriel Rufián (d) / EFE

Tardà abre la puerta al diálogo con el Gobierno en plena mediación del PNV

El portavoz de ERC en el Congreso se muestra dispuesto a iniciar un diálogo sin "trampas" con el Ejecutivo de Sánchez

5 min

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha pedido al Gobierno que reconozca que "es tan legítimo poner encima de la mesa la autodeterminación como la autonomía", y que el inicio de un diálogo requiere que no se hagan "trampas" para que la negociación pueda culminar con éxito.

Para el representante de ERC la ruptura del diálogo es una "oportunidad perdida", aunque espera que no sea "definitiva". "Tenemos la obligación de asumir este reto", ha dicho, tras reiterar su apuesta para construir "escenarios del diálogo y de negociación".

Mediación del PNV

Estas afirmaciones llegan justo después de que el portavoz del PNV en el Senado señalara este martes que su partido trabaja para que ERC y PDeCAT retiren en el Congreso sus enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales.

Durante su intervención en el Congreso para defender las enmiendas, Tardà se ha limitado a analizar la situación de bloqueo del diálogo en Cataluña entre la Generalitat y el Gobierno español. Según el parlamentario, la opción de la autodeterminación y la independencia tiene que estar en la mesa de negociación para que Esquerra dé el visto bueno a los Presupuestos Generales de Sánchez, una premisa que el Ejecutivo rechaza.

Escenarios futuros

El portavoz de ERC en el Congreso ha hecho una apuesta por crear unos espacios de diálogo que "con el tiempo, digo con el tiempo para ser humilde, desembocará en escenarios de negociación y, con el tiempo, en un acuerdo, que fuera satisfactorio para ambas partes".

No obstante, Tardà ha matizado que "para empezar habrá que encontrar un marco en el que no nos hagamos trampas. Si nos hacemos trampas desde el minuto cero ¿cómo aspiramos a culminar con éxito una negociación?".

Mesa de negociación

Según él, es necesario hablar de derecho a la autodeterminación porque hay un 50 por ciento de catalanes que "no son autonomistas" y no podrán ser parte de una solución que no les integra.

Tardà también ha querido dejar claro que ERC no fue quien se levantó de la mesa de diálogo la semana pasada, sino el Gobierno, y ha insistido en que después del 1-O "nada será igual" en Cataluña. "Vale la pena empezar a dialogar", ha asegurado el portavoz republicano, quien ha recordado que ERC dio su apoyo a la moción de censura a cambio de "nada", y ha mantenido la "mano tendida" desde el primer día.

Falta de valentía

Ha explicado que su obligación era apoyar la moción como "republicanos" y que lo único que pedían al Gobierno de Pedro Sánchez era que "no se amedrentara ante la derecha" y reconociera que hay dos realidades en Cataluña, pero ha lamentado que le haya faltado "valentía" y "coraje".

También ha invitado al Ejecutivo a aceptar el desafío: "¿Vamos a encarar el reto?: Hoy ustedes han decidido que no están en condiciones de hacerlo y lamento que se dirijan a nosotros llamándonos chantajistas cuando no nos lo merecemos", ha reprochado.

Apuesta por el diálogo

Tardà ha admitido que un Gobierno del PSOE sostenido por Podemos "siempre será más dialogante que uno del PP soportado por Cs (Ciudadanos)" y se ha preguntado: "¿No seremos capaces de construir un escenario de diálogo, cuando ahora los teníamos en la mano?".

"Nosotros insistiremos, si ahora no se han dado las condiciones trabajaremos para que se den en un futuro, cuanto antes mejor", ha sentenciado el líder de los republicanos en el Congreso.