Menú Buscar
El expresidente catalán Carles Puigdemont (2-d) a su llegada al aeropuerto de Copenhague procedente de Bruselas con el objetivo de participar esta tarde en un debate organizado por la Universidad de Copenhague, en Dinamarca

Llarena rechaza la euroorden contra Puigdemont porque cree que busca provocar su detención

El Tribunal Supremo descarta la petición de la Fiscalía para arrestar al 'expresident', ahora en Copenhague, donde se encuentra para participar en un debate

4 min

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha rechazado la petición de la Fiscalía de cursar una nueva euroorden de detención contra el expresident Carles Puigdemont, que se encuentra de excursión en Copenhague (Dinamarca) para participar en una conferencia en la universidad este lunes. Este viaje supone la primera salida de Bélgica del canditato a la presidencia de la Generalitat desde su huida, a finales de octubre, para eludir la prisión.

Llarena rechaza en un auto la petición de la Fiscalía, aunque la encuentra razonable; desliza que hay matices que conducen a que una orden de ese tipo deba ser pospuesta. En concreto, destaca que Puigdemont, con el desplazamiento, persigue "la detención" con el objetivo de argumentar que su ausencia en el debate de investidura no responde a su "libre decisión como prófugo de la justicia", sino que es "impuesta". En ese caso, además, podría delegar su voto.

"Se instrumentalizaría la privación de libertad para alcanzar la investidura y el voto que parlamentariamente no puede obtener, pero perseverando el investigado en eludir su sujeción al proceso penal, evitando someterse a la jurisdicción nacional y oponiéndose desde el extranjero a la extradición que pueda cursarse", añade el auto.

Para el juez, es evidente que los instrumentos de privación de libertad, que la Constitución española y el ordenamiento jurídico habilitan para la mayor eficacia del orden legal, no pueden desplegarse para facilitar su transgresión y ruptura. Por lo tanto, descarta la emisión de una euroorden para que las autoridades danesas detengan y entreguen al expresidente catalán, investigado por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia en el marco del procés.

Delegación del voto

Si Puigdemont es detenido en Dinamarca se encontraría en una situación similar a la de privación de libertad y por tanto podría solicitar delegar su voto en otro diputado catalán, al igual que lo han hecho el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; el exconsejero de Interior Joaquim Forn y el expresidente de ANC Jordi Sànchez, todos ellos en prisión, han apuntado fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.

Si Puigdemont delega su voto podría participar en la sesión de investidura, en la que se postula para ser reelegido como presidente de Cataluña.

Oídos sordos

Pese a que el ministerio público ya avisó este domingo de que actuaría "inmediatamente" solicitando la activación de la euroorden si el expresidente catalán huido en Bruselas (Bélgica) se trasladaba hasta Dinamarca, Puigdemont ha cogido a primera hora de la mañana de este lunes un vuelo hacia Copenhague.

El juez Llarena retiró el 5 de diciembre las órdenes europeas e internacionales --manteniendo únicamente la orden de detención en España-- dictadas contra Puigdemont y cuatro exconsejeros que le acompañan en su fuga en Bélgica. La intención del magistrado era evitar que la justicia belga pudiera diferir, a la hora de la entrega de los imputados, en lo referente a la tipificación de los cinco delitos que se imputa a los exmiembros del Govern huidos.

Destacadas en Política