Menú Buscar

SCC rechaza otorgar más competencias a la Generalitat

El nuevo presidente de la entidad, Fernando Sánchez Costa, apuesta por "vertebrar mejor España para consolidar esa unión en la diversidad"

Alejandro Tercero / Manel Manchón
28.08.2019 00:00 h.
8 min

El nuevo presidente de Societat Civil Catalana (SCC), Fernando Sánchez Costa, ha explicado en una entrevista para Crónica Global cuáles son los planes de la entidad en la etapa que ahora se abre.

El dirigente de la entidad no nacionalista apuesta por una fórmula para desactivar el independentismo que pasa por “vertebrar mejor España para consolidar esa unión en la diversidad”.

“Implicar a Cataluña en el Gobierno”

“Y lo primero que hay que hacer es no depender --como ha pasado durante 40 años-- de los partidos nacionalistas y ponernos siempre en sus manos para garantizar la gobernabilidad de España. Es bueno que el Gobierno de España no dependa de aquellos que quieren liquidarla”, señala. Y añade que “eso exige generosidad por parte de todos los actores constitucionalistas”, por lo que “todos tienen que sentarse a hablar pensando en España”.

En todo caso, matiza, “vertebrar mejor el país no pasa por otorgar más competencias a la Generalitat” porque “es casi imposible dar mayores competencias”. Esa vertebración supondría “implicar más a Cataluña y a los catalanes en el Gobierno y en la dirección de España y del Estado”. 

Traslado de instituciones a Cataluña

¿En qué se traduciría esa propuesta? “Por ejemplo, trasladando a Cataluña algunas sedes de las instituciones del Estado. Eso no rompe España sino que, precisamente, la cohesiona al convertir a Barcelona, de algún modo, en cocapital de España, para que los catalanes dejemos de pensar en lógica de ruptura y empecemos a hacerlo en lógica de Gobierno de España, de dirección”, explica.

El exdiputado autonómico del PP considera “importante que España y el Estado vuelvan a Cataluña”. “Tiene que volver el Estado como ente jurídico y administrativo, y tiene que volver España como idea, como afecto, como símbolo, como proyecto. Los catalanes tenemos que volver a percibir España como invitación, como posibilidad, como oportunidad”, indica. Para ello, hace falta “mucha pedagogía” --”a eso me refería también cuando decía que no es suficiente con decir que no”--, que presente “lo bueno y provechoso que es seguir dentro de España”.

“Es urgente cambiar el Govern”

Sánchez Costa alerta de que “la Generalitat está en caída libre desde hace años, y desgraciadamente Torra es el peor presidente de la Generalitat democrática, no ha hecho nada útil para los catalanes”.

Ante la inacción del president y su “sectarismo”, considera “urgente cambiar el Gobierno de la Generalitat”, porque es imprescindible que “por primera vez en 40 años haya una alternativa al nacionalismo en la Generalitat”. “Y a eso también quiere contribuir SCC, a poner las condiciones objetivas para que una mayoría de catalanes puedan optar por opciones no nacionalistas para la Generalitat”, añade.

“SCC apoyará otro 155 si es necesario”

Interpelado sobre la efectividad de la actuación policial el 1-O, la aplicación del 155 y el proceso judicial contra los promotores del intento de secesión unilateral, el presidente de SCC admite que “la firmeza democrática es necesaria en muchas ocasiones y la aplicación del 155 y la destitución del Govern sirvió en buena medida para tranquilizar la situación en Cataluña y para devolver la concordia entre los catalanes”.

“SCC lo apoyó y lo apoyará de nuevo si es necesario. Porque la firmeza democrática y el cumplimiento de la ley es la premisa de la convivencia, el primer paso. Es condición necesaria pero no suficiente. Porque no puede haber diálogo sin cumplimiento de la ley y al mismo tiempo no es suficiente solo la aplicación jurídica de los mecanismos administrativos que tiene el Estado”, indica.

Retrato de Fernando Sánchez Costa después de la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO
Retrato de Fernando Sánchez Costa después de la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

“Estrategia global"

Sánchez Costa subraya la importancia de “una estrategia comunicativa, simbólica, cultural, de relato, de películas, de libros, económica, global para que la mayoría de catalanes vuelva a sentirse vinculada al proyecto común español como un proyecto político, de futuro, ilusionante”.

Conseguir “romper ese empate permanente por un consenso amplio por una España mejor” no debe ser visto como “una derrota del constitucionalismo, sino todo lo contrario: que el sujeto de discusión en Cataluña vuelva a ser España es nuestra victoria”.

“Tenemos nuestras condiciones”

Pero todo esto, insiste, requiere antes unos “profundísimos cambios en Cataluña”. “Porque lo que no vamos a aceptar los constitucionalistas nunca más es volver a ser moneda de cambio, catalanes invisibles”, advierte.

“Y tenemos nuestras condiciones, no solo los nacionalistas las tienen. Llevan 40 años imponiendo sus condiciones. Ahora nos toca a nosotros poner también nuestras condiciones, que son la neutralidad del espacio público, el fin de la inmersión injusta, el fin de unos medios al servicio de la propaganda, por el fin de una sociedad dopada en todos sus ámbitos en mecanismos clientelares, el fin de ese mecanismo de combate que tienen constantemente la Generalitat, y por una Cataluña plural y abierta, libre”, zanja.

“SCC siempre defenderá la soberanía nacional”

Preguntado sobre si SCC consideraría legítimo o razonable facilitar un referéndum secesionista legal en caso de que el independentismo fuese mayoritario y se mantuviese así a lo largo del tiempo, Sánchez Costa asegura que “SCC siempre defenderá la soberanía nacional española en el marco constitucional”, aunque destaca “la importancia de lograr que el independentismo pierda apoyo social”.

“Estoy convencido de que vamos a conseguirlo con una estrategia inteligente, porque SCC nació para poner fin a la pesadilla del procés y para promover una nueva cultura cívica en Cataluña, no nacionalista sino pluralista, abierta, cosmopolita, orgullosa también de las tradiciones y de la lengua catalana y al mismo tiempo sabiendo que el patrimonio común español también es muy nuestro porque también lo hemos hecho nosotros: es que España la hemos hecho también los catalanes y por tanto no vamos a dejar que nos la quiten ni perdérnosla”, sentencia.