Menú Buscar
Meritxell Batet, Carme Calvo, Pedro Sánchez, Quim Torra, Pere Aragonès y Elsa Artadi (de izquierda a derecha) en la reunión celebrada en el Palau de Pedralbes de Barcelona / GOVERN

Sánchez y Torra finiquitan el 'procés'

Los dos gobiernos se comprometen, tras la reunión entre ambos mandatarios en Barcelona, a buscar soluciones dentro de la vía del diálogo y con amplios consensos políticos y sociales

20.12.2018 22:13 h. Actualizado: 20.12.2018 23:11 h.
6 min

Diálogo y soluciones políticas. Pedro Sánchez y Quim Torra han sentado las bases para encauzar la búsqueda de soluciones al conflicto catalán, cuya existencia reconocen sus respectivos gobiernos en un comunicado conjunto. El deshielo entre ambas partes crece y mientras el Govern insiste en un referéndum de autodeterminación, pero renuncia a la unilateralidad, el Ejecutivo socialista rechaza la aplicación del 155, pero no se sale del cauce constitucional y estatutario. Como trasfondo de este diálogo, la negociación de unos Presupuestos Generales del Estado que, para Cataluña, contemplan 1.200 millones de euros adicionales.

Ambos presidentes mantuvieron en la tarde del jueves una reunión en el Palau de Pedralbes que había levantado una gran expectación. Pero más allá del rifirrafe sobre el formato del encuentro –el Gobierno negaba el carácter de cumbre que le daba la Generalitat por la presencia de dos consejeros (Elsa Artadi y Pere Aragonès) y dos ministras (Carmen Calvo y Meritxell Batet)— y anécdotas sobre las decorativas flores amarillas, ambas partes han situado el “diálogo sin límites” como prioridad. El encuentro venía precedido de dos gestos de conciliación: el apoyo de los independentistas a la ampliación del techo de déficit –paso importante, pero no decisivo, para aprobar los presupuestos generales del Estado-- y el abandono de la huelga de hambre de los independentistas presos.

Reconocimiento de la existencia de un conflicto

La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, aseguró que “es la primera vez que se produce una reunión de estas características” y aludió al comunicado conjunto de ambos gobiernos en el que explicitan “su apuesta por el diálogo” y el reconocimiento de la “existencia de un conflicto” en Cataluña.

“Hay diferencias notables sobre las vías de resolución, pero apuestan por el diálogo y la solución política”, dijo. En este sentido, el Govern plantea de nuevo su apuesta por ejercer el derecho a la autodeterminación a través de un referéndum, algo que "no le ha sorprendido al presidente Sánchez".

Avanzar en una respuesta democrática en el marco de la seguridad jurídica y en ese diálogo que, afirman ambas partes, requiere del esfuerzo de todos los actores políticos y la ciudadanía, es el objetivo a lograr.

"Hay avances, pero no suficientes"

“Venimos de una situación en la que ambos gobiernos no tenían relación, hay avances, pero no es suficiente, es necesario materializar esa negociación y hacerlo con un amplio apoyo de la ciudadanía catalana”, precisó la consejera portavoz.

Torra instó a Sánchez a trabajar en la búsqueda de una respuesta democrática a la ciudadanía catalana “con respeto a sus derechos colectivos e individuales y en la regeneración institucional en el Estado español, separación de poderes, no judicialización de la política y no interferencia en las instituciones catalanas (aplicación del 155) y en las mayorías parlamentarias”, explicó Artadi.

La dirigente catalana insistió en la idea de un “diálogo sin límites” que, dijo, comparten ambos gobiernos. Ambas partes se han emplazado a una nueva reunión en enero a nivel de ministros y consejeros.

"El Gobierno mira de frente el problema de Cataluña"

Por su parte, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, aludió también a la recuperación de una agenda de normalidad y la voluntad de diálogo. “El Gobierno mira de frente el problema de Cataluña, sabe que es uno de los principales que tiene España. Por eso venimos a Cataluña, a celebrar un Consejo de Ministros. Estamos convencidos de que podemos encontrar una solución política en el marco de la Constitución y el Estatut”. Según Batet, esa solución pasa por ampliar los consensos sociales, pero también políticos a través de la Mesa del Diálogo creada en el Parlament.

Batet sostiene que ni el artículo 155 ni el derecho a la autodeterminación han salido en la reunión celebrada el jueves, pero “la postura del Gobierno español es conocida”.