Menú Buscar
Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde, y Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en el pleno municipal de enero / CG

Rechazo definitivo a los presupuestos de Colau en el pleno municipal

La alcaldesa se juega el cargo en la segunda cuestión de confianza que previsiblemente conllevará la aprobación de sus cuentas en un mes

3 min

Sin sorpresas en el pleno municipal del Ayuntamiento de Barcelona: Ada Colau se queda sin presupuestos para 2018. No ha sido capaz de conseguir el apoyo de los grupos suficientes para no tener que anunciar una cuestión de confianza que, previsiblemente, conllevará la aprobación en un mes.

Jaume Collboni, exsocio del PSC en el gobierno municipal hasta hace poco, ha sido la pieza clave para frenar la aprobación de las cuentas de Barcelona en Comú, pese a que el primer borrador se realizó cuando formaba parte del ejecutivo. “Este no era el presupuesto del PSC”, ha dicho Collboni, porque han pasado muchas cosas desde entonces.

Pacto Trias-Colau

“No responde a la ciudad. En el acuerdo que teníamos, blindaba la ciudad de la ideología independentista. No de los independentistas. Y encima se nos presenta como un pacto Trias-Colau”, ha añadido.

Pero el partido de Xavier Trias se ha unido al carro de las críticas a la forma de actuar de Colau, pese a mantener su abstención. “Ha jugado en la equidistancia, ha querido alejarse de todos. Barcelona no puede gobernarse así. Nuestro esfuerzo por hablar no servirá de nada”, ha argumentado la concejal del PDeCAT Sònia Recasens.

Un 155 en el pleno

Alfred Bosch (ERC) también ha mantenido su abstención “porque nosotros cumplimos con nuestra palabra” y ha criticado a Carina Mejías (Ciudadanos): “¿Están ustedes aplicando el 155 en un pleno? ¿Podemos decir la verdad o también nos hemos de callar?”.

Mejías se ha mostrado en contra y le ha recordado que “no hablar con los grupos les hace más arrogantes y no es momento para la arrogancia”. Esa era la principal queja de la mayoría de partidos: la falta de comunicación del gobierno municipal para con los demás y la poca voluntad de llegar a acuerdos. La otra, que a día de hoy todavía no saben qué están votando porque nadie les ha explicado qué contiene la propuesta de los comunes.

Pleno extraordinario

Tras un rotundo voto en contra “no por ser los presupuestos de sus despachos ni sus despechos, sino porque son lesivos para Barcelona”, Alberto Fernández (PP) ha lamentado que Colau haya hecho un cambio de cromos con las formaciones independentistas y que el comercio sea uno de los principales perdedores de sus cuentas a causa del respaldo del gobierno a los manteros.

Así, los presupuestos se rechazan con once votos a favor (BComú); 14 abstenciones (PDeCAT y ERC) y 16 noes (PSC, PP, Cs, CUP y el regidor no adscrito, Gerard Ardanuy). Todo a punta a que se celebre un pleno extraordinario para aprobar la cuestión de confianza el viernes de la semana que viene.