Menú Buscar
Rajoy convoca la sesión constitutiva del Parlament para el 17 de enero

Rajoy emplaza a Arrimadas a formar gobierno

El presidente del Gobierno rechaza la propuesta de Puigdemont de reunirse en un país extranjero

6 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado a la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, a intentar formar gobierno tras ser la formación ganadora en las elecciones autonómicas de este jueves.

"Con quien debería sentarme es con quien ha ganado las elecciones, que es la señora Inés Arrimadas", ha señalado al ser preguntado sobre si aceptaba la propuesta del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para mantener una reunión fuera de España.

Puigdemont no podrá ser elegido

En una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, Rajoy ha insistido en que él debe "hablar con aquella persona que ejerza la presidencia de la Generalitat", al entener de que Puigdemont no podrá ser investido como presidente autonómico.

Para ser presidente de la Generalitat, ha precisado, quien corresponda "tendrá que tomar posesión de su escaño, ser elegido y estar en condiciones de hablar conmigo".

"No aceptaré que nadie se salte la ley"

Rajoy ha avisado este viernes de que el nuevo ejecutivo que se forme en Cataluña tras las elecciones autonómicas celebradas este jueves estará "sometido al imperio de la ley". En ese sentido, ha confiado que el futuro Gobierno de la Generalitat "abandone las decisiones unilaterales y no se sitúe por encima de la ley".

En este contexto, el jefe del Ejecutivo ha pedido una etapa en Cataluña de "entendimiento y no enfrentamiento" y ha ofrecido "toda la colaboración y voluntad de diálogo constructivo, abierto y realista", aunque siempre dentro de la ley. "Haré todo lo que esté en mi mano pero no aceptaré que nadie se salte la Constitución ni el Estatuto de Cataluña ni la ley", ha subrayado.

Sin embargo, ha rechazado la propuesta del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont de mantener una reunión en un país que no sea España. "Yo en todo caso con quien tendría que reunirme es con la señora Arrimadas que es quien ha ganado las elecciones", ha respondido Rajoy en alusión a la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Defensa del 155

Rajoy ha defendido la aplicación "inteligente" y "razonable" del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, en virtud del cual se convocaron las elecciones autonómicas de ayer, y ha señalado que no lo puso en marcha "para tener un voto más o menos".

La retirada de este instrumento constitucional se hará en la fecha que estableció el Senado, cuando haya un gobierno en Cataluña, ha dicho Rajoy, para quien "no tiene mucho sentido este debate" planteado por parte de algunos sectores.

"No puse en marcha el 155 para tener un voto más o menos", ha subrayado, y ha reiterado que si acudió al Senado a solicitar la autorización de la Cámara para emplear este mecanismo fue porque el Govern secesionista decidió que "la Constitución no se aplicaba" y declaró la independencia.

Así las cosas, ha enfatizado que la decisión de aplicar el 155 "nada tuvo que ver con intereses partidistas" y que la adoptó en cumplimiento de sus obligaciones como presidente del Gobierno.

Su criterio es que el 155 se aplicó "como debía hacerse", de forma "inteligente" y "razonable", con el consenso de "una enorme" mayoría en el Senado y el apoyo de la segunda y la cuarta fuerza política, además de la primera.

Y con el respaldo de toda Europa, ha añadido Rajoy para recordar que "nadie apoyó las posiciones independentistas".

También ha considerado que con la rápida convocatoria de elecciones que conllevó el 155 se pretendía restaurar la legalidad. "Y espero que esa situación se mantenga en el futuro", ha reiterado.

Fractura y reconciliación

Finalmente, Rajoy ha lamentado que "la fractura de la sociedad catalana es muy grande", algo que "llevará tiempo recomponer". En ese sentido, el presidente del Gobierno ha apelado a una "necesaria reconciliación de la mano de la ley".

"Corresponde ahora a los partidos catalanes ofrecer las soluciones", ha añadido, con el objetivo de "generar seguridad y certidumbre" para que vuelvan las empresas fugadas, se recuperen las inversiones, las ventas y el turismo, y se aproveche esta etapa de crecimiento económico para generar empleo.