Menú Buscar
Pilar Rahola, tertuliana de TV3 / ARCHIVO

Rahola acusa a Pedro Sánchez de aplicar un "155 encubierto"

La tertuliana de TV3 critica al Gobierno español por "querer controlarlo todo ellos", mientras Puigdemont aprovecha la crisis para difundir soflamas nacionalistas

4 min

La tertuliana de TV3 Pilar Rahola ha criticado la decisión del Gobierno español de aplicar el estado de alarma que limita la libertad de movimientos de la ciudadanía en todo el país para evitar la propagación del coronavirus.

Rahola acusa al Ejecutivo central de llevar a cabo con esta medida la aplicación de un "155 encubierto con la excusa del coronavirus" por poner "policías bajo el mando de Interior". "No sólo han actuado tarde y mal, sino que ahora quieren controlarlo todo ellos. Irresponsable y ahora recentralizador. Una vergüenza", dice este sábado en uno de sus mensajes sobre esta cuestión en su perfil de Twitter.

La tertuliana independentista denuncia además que, a su modo de ver, el Gobierno "aprovecha para secuestrar competencias autonómicas" y le reclama "coordinación, sí; centralización, no" para llevar a cabo el confinamiento de Cataluña reclamado este viernes por el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

"¡Antes infectada que rota!" 

En la misma línea, destacados dirigentes de JxCat llevan días utilizando la crisis del coronavirus para difundir soflamas nacionalistas. Es el caso, por ejemplo, de Carles Puigdemont, que este sábado ha criticado a los del "virus para todos" y "su concepción del federalismo. ¡Antes infectada que rota!", en alusión, al parecer, a las críticas del ex diputado Joan Coscubiela a la comparecencia de Torra del viernes.

El prófugo, asimismo, ha instrumentalizado la crisis del coronavirus para poner a "Taiwan como ejemplo en la gestión del virus. Un país al que la mayoría de Estados no reconocen y que fue expulsado de la OMS por las presiones chinas. Ahora tienen el convencimiento de que no estar en la OMS les ha dado ventaja. Los resultados les avalan", ha indicado el dirigente nacionalista, desacreditando de este modo a la Organización Mundial de la Salud en uno de sus diversos mensajes sobre el tema.