Menú Buscar
Puigdemont renuncia al sueldo de expresidente porque todavía se considera presidente

Puigdemont renuncia al sueldo de expresidente porque todavía se considera presidente

El dirigente nacionalista no acepta haber sido cesado por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución, aunque sí recibirá el sueldo base como diputado

4 min

El presidente de la Generalitat destitutido Carles Puigdemont ha renunciado este miércoles al sueldo que le correspondería como expresidente autonómico porque considera que aún es el presidente de la Generalitat. Puigdemont no acepta haber sido cesado por el Gobierno en aplicación del artículo 155, por lo que consecuentemente tampoco acepta la condición de expresidente y el sueldo que eso conlleva, según indica Europa Press.

Sin embargo, sí se dará de alta para cobrar el sueldo base de los diputados que les corresponde durante los meses que transcurran hasta la constitución del próximo Parlament, que será con toda probabilidad en el mes de enero.

112.000 euros durante cuatro años

Puigdemont ha tomado esta decisión después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le diera este martes un plazo de diez días hábiles para decidir si solicitaba acogerse al Estatuto de expresidentes de la Generalitat y cobrar así la pensión que le correspondería, que estaría en torno a los 112.000 euros al año, durante cuatros años.

El Estatuto de los expresidentes de la Generalitat (Ley 6/2003, de 22 de abril) señala que estos "tienen derecho a percibir, por un período equivalente a la mitad del tiempo que han permanecido en el cargo y, como mínimo, por una legislatura, una asignación mensual equivalente al 80% de la retribución mensual que corresponde al ejercicio del cargo de presidente". En el caso de Puigdemont, su sueldo anual era de unos 140.000 euros anuales, y ha estado 22 meses en el cargo, por lo que le correspondería la asignación indicada de unos 112.000 euros.

Pensión vitalicia como alternativa

Como alternativa, "los expresidentes de la Generalitat, cuando llegan a la edad de sesenta y cinco años, tienen derecho a percibir una pensión vitalicia consistente en una asignación mensual igual al 60% de la retribución mensual que corresponde al ejercicio del cargo de presidente o presidenta de la Generalitat". Es decir, unos 84.000 euros anuales.

La normativa subraya que "esta pensión es incompatible con la asignación establecida por el artículo 2" del Estatuto de los expresidentes de la Generalitat, en el que se recoge la asignación anterior.

Incompatible con el sueldo de diputado o alto cargo

Ambas retribuciones​ son incompatibles "con la percepción de ingresos resultantes del ejercicio de cualquier mandato parlamentario, de la condición de miembro del Gobierno o alto cargo, tanto de la Administración del Estado como de la Generalitat, y del ejercicio de cualquier otro cargo público o de libre designación remunerado. En estos casos, corresponde a la persona interesada ejercer el derecho de opción".

Puigdemont ha aprovechado la ocasión para lanzar un nuevo ataque al Estado. "El Estado continúa siendo una máquina de humillar instituciones y ciudadanos. Montoro debería dedicar su tiempo a recuperar el dinero perdonado del rescate bancario", ha señalado el expresident fugado en un tuit.