Menú Buscar
Carles Puigdemont en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Puigdemont niega su relación con los CDR detenidos

El expresidente fugado de la justicia llama a la unión de los partidos y adeptos al independentismo tanto para responder a la sentencia del Tribunal Supremo como en las urnas el 10N

01.10.2019 10:13 h.
4 min

Carles Puigdemont asegura que no ha tenido "ningún tipo de relación ni contacto" con los miembros de los CDR detenidos el 23 de septiembre. Así se ha defendido ante las informaciones aparecidas durante los últimos días sobre la Operación Judas llevada a cabo por la Guardia Civil en Cataluña, que apuntaban a su hermana como posible intermediaria entre los arrestados en prisión provisional y el expresidente de la Generalitat, y también entre él y Quim Torra

En una entrevista realizada en Catalunya Ràdio, ha expuesto que no necesita "ningún intermediario" para mantener conversaciones con el actual presidente del Govern. Puigdemont ha declarado que estas "supuestas filtraciones" han sido inventadas para poder acusarle de terrorismo y conseguir una nueva euroorden para encarcelarlo. Algo que también defendió su hermana en un comunicado en el que, igualmente, negaba haber estado presente en la reunión con los CDR. 

"Relato inventado"

El expresident fugado de la justicia se ha mostrado convencido de que "hay una narrativa" creada por el Estado con el objetivo de relacionarlo con la perpetración de actos violentos, un hecho que considera un "delirio" ya que defiende que el movimiento independentisma se basa en el "civismo". "Se inventan cosas para comprometer a una persona", ha declarado, en referencia a sí mismo. "Pensamos que quieren activar una tercera euroorden y entregarme, si puede ser, por una causa de terrorismo". 

Preguntado por el supuesto "material sensible" que habría recibido por parte de los miembros de los CDR arrestados, ha asegurado que no existe y que, en el caso de que los hubiera recibido su respuesta habría sido la de rechazar la violencia de forma "automática". "Es una fantasía pensar que hay un atajo que no pase por el civismo y la no violencia", ha subrayado el político de JxCat. 

Respuesta a la sentencia del Supremo

También ha hablado Carles Puigdemont sobre la respuesta que el independentismo debe preparar contra la sentencia del Tribunal Supremo, que juzga a los líderes y políticos independentistas por su papel en el 1-O de hace dos años. El que fuera responsable de declarar la república catalana durante ocho segundos ha pedido la unión de los diferentes actores secesionistas de la sociedad. Respecto a los partidos políticos, "la respuesta institucional ha de ser coral, coordinada y absolutamente unitaria", según el prófugo, ya que la decisión judicial "no será una condena a los presos" sino que declarará culpable a "dos millones de personas", en referencia a los participantes en el referéndum ilegal de 2017. 

Por otra parte, también ha pedido unidad de cara a las elecciones generales del 10N, que considera una oportunidad para que la ciudadanía "ratifique el mandato del 1-O". "Necesitamos doblegar al Estado en las urnas, allí donde verdaderamente está la unidad", ha decretado a la vez que pedía el voto a la ciudadanía secesionista: "Nadie se puede quedar en casa".