Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente Oriol Junqueras, durante la presentación del despliegue de la hacienda catalana / CG

Puigdemont responde a los avisos del Gobierno con más independencia fiscal

El presidente de la Generalitat y el vicepresidente Junqueras presentan el despliegue de la hacienda catalana, que prevé gestionar los impuestos estatales del sector público catalán en octubre

3 min

La Generalitat responde a las advertencias del Gobierno español sobre las consecuencias del referéndum independentista con más independencia fiscal.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente económico, Oriol Junqueras han asistido a la presentación del definitivo despliegue territorial y competencial de la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC), una de las estructura de estado del Gobierno independentista. Para ello, la Generalitat se ha dotado de un lema sugerente en esta recta final del procés: “Estamos preparados”.

“Ponemos las estructuras necesarias –ha añadido-- para que Cataluña esté preparada para respectar la voluntad de los catalanes el 1 de octubre”, ha dicho el presidente catalán en referencia al referéndum.

El president ha dicho que “hoy es un gran día” porque “aunque parezca sencillo organizar bien la hacienda catalana, ha sido difícil propiciar esta transición. Algunos, los de siempre, auguraban una catástrofe”. Seguridad jurídica y tecnológica, ha dicho Puigdemont, está garantizada en la ATC.

Junqueras ha asegurado que la ATC tiene un potencial recaudatorio de 42.000 millones de euros. “La agencia está preparada para ser la pieza clave de la política fiscal y para combatir el fraude fiscal. Queremos tener los impuestos que nos merecemos y controlar nuestro déficit, algo que ahora no podemos”, ha dicho el líder de ERC. Respecto a las advertencias del Gobierno español respecto a que los dirigentes catalanes serán responsables de lo que ocurra el 1-O, Junqueras ha dicho que “efectivamente, somos responsables y por eso presentamos este nuevo servicio tributario”.

Preparados para el futuro

Con una red de 32 oficinas, una plantilla de 700 profesionales y un total de 193 puntos de atención, los responsables de la ATC aseguran estar preparados para gestionar los impuestos estatales del sector público catalán a partir del mes de octubre, lo que implicará una tramitación de 2.500 millones de euros anuales. Los dirigentes de la ATC admiten que no tienen competencias para gestionar las cotizaciones de la Seguridad Social. “La hacienda catalana se prepara para el futuro”, ha dicho el secretario general de Hacienda, Lluís Salvadó.

El 80% de las personas que trabajaban para las Oficinas Liquidadoras –personal dependiente del Ministerio de Justicia con el que la Generalitat mantenía un convenio no renovado—se ha incorporado a la ATC, según Salvadó.