Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, durante su discurso en la Universidad de Copenhague / EFE

Puigdemont denuncia en Copenhague que "la sombra de Franco" sigue presente en la España actual

El expresidente fugado critica la falta de democracia en Cataluña, y carga contra la UE por "legitimar el uso de la fuerza" por parte del Estado

9 min

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha aprovechado su intervención en un debate en la Universidad de Copenhague (Dinamarca) para cargar contra España y contra la Unión Europea, y para reclamar un referéndum sobre la secesión de Cataluña.

En concreto, el dirigente nacionalista fugado ha denunciado una supuesta falta de democracia en España, ha comparado la situación actual con el franquismo y ha criticado a la UE por legitimar "el uso de la fuerza" por parte del Estado español.

"No hay democracia en Cataluña"

"El Estado ha de reconocer que las fuerzas independentistas ganaron el 21D. Si los catalanes no pueden elegir el Govern, significa que no hay democracia​ en Cataluña", ha señalado. Y ha añadido que "es la hora de encontrar una solución política,  no penal, para Cataluña".

En ese sentido, Puigdemont ha indicado que "el problema es que el Estado español no reconoce a Cataluña como nación". "El Gobierno catalán ha propuesto hasta 18 veces el referéndum, pero la sombra de Franco es todavía larga en España. El PP llegó a hablar con ETA, pero no sobre el referéndum", ha indicado.

Y ha planteado: "¿Qué tipo de negociación es posible con el Estado cuando, al otro lado, no reconocen la dignidad del otro? La forma de debatir pasa por el diálogo y por respetar al otro, pero una de las partes está encarcelada. [...] La aplicación del artículo 155 se ha convertido en un eufemismo de un Estado de excepción contra un Gobierno democráticamente elegido. Por tanto, es una desgracia para los demócratas de Europa".

"La UE legitima el uso de la fuerza"

El expresidente autonómico ha asegurado que "el apoyo de la UE a Rajoy legitima el uso de la fuerza y la amenaza judicial a nuestras instituciones". "Pensábamos que, en la Europa de 2017 la violación de derechos fundamentales no sería una herramienta política de Madrid. Nos equivocamos", ha subrayado.

Según Puigdemont, "lo que pasa en Cataluña es decisivo para el futuro de Europa, tanto como el Brexit​. No puede ser visto como una crisis potencial de Europa, sino como una oportunidad para demostrar que la democracia es más importante que todas las fronteras".

"Después del Brexit, todo el mundo habla de qué Europa hemos de construir. Somos proeuropeos, pero no podemos cerrar los ojos ante sus fracasos. ¿Qué será de la UE si no es capaz de defender sus propios valores?", se ha preguntado.

"Una Dinamarca del sur"

Puigdemont ha explicado que "Dinamarca​ y Cataluña somos dos naciones pequeñas que hemos sobrevivido a todas las vicisitudes históricas; hemos entendido que, con la globalización, las naciones pequeñas tienen unas perspectivas económicas más adaptables".

"En días como hoy, estoy más agradecido que nunca de vivir en la Europa del siglo XXI. Los catalanes admiramos a Dinamarca. Nosotros queremos ser una Dinamarca del sur", ha concluido.

El debate, ante unas 300 personas, ha sido organizado por el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Copenhague. El moderador ha sido el profesor y jefe de departamento, Mikkel Vedby Rasmussen, y como ponentes han participado la profesora Marlene Wind y el profesor MSO Christian F. Rosb.

"Respetar la legalidad"

Wind ha sido especialmente crítica con Puigdemont, al que le ha preguntado: "¿Democracia es sólo hacer referéndum y encuestas de opinión o también respetar la legalidad y la Constitución?".

"¿De dónde viene esta urgencia por la independencia? A mi entender, Cataluña es la región más rica de España. ¿Son solo unos malcriados que están intentando librarse de los pobres?", ha dicho en un momento de su intervención.

"Un camino muy peligroso"

Wind ha dicho abiertamente al público congregado en la Universidad que pretendía ser "provocadora" en sus preguntas y, de hecho, en varias ocasiones se ha visto a Puigdemont sonreir incómodo ante sus palabras. El president ha optado por responder a su sarcasmo con más sarcasmo: "Ha dicho que no es usted experta en asuntos españoles, estoy de acuerdo".

La profesora le ha preguntado si su idea de Europa es la de "200 Estados limpios en el sentido de que tengan una sola identidad". Es más, ha asegurado que a ella le preocupa esa visión, y que a la propia UE le pone "realmente nerviosa" su proyecto porque trae a la mente malos recuerdos.

"Es un camino muy peligroso", ha avisado, tras opinar también que fue "un gran fallo" resolver la crisis de Yugoslavia dividiendo el país en Estados "con una sola identidad", aunque admitiendo que era la única solución posible.

"Putin estaría contento"

En la misma línea, le ha preguntado si "en su casa por las noches" reflexiona sobre cómo su empresa puede tener un "efecto de inestabilidad" inspirando a otras partes de Europa. Ha afirmado además que si Europa se convirtiese en una suma de 200 Estados el presidente ruso "Vladimir Putin estaría contento".

Una cataluña dividida

También ha avisado a Puigdemont de que es improbable que España pueda votar a favor del ingreso en la UE de una Cataluña independiente y ha tachado de "casi ofensivo" que se compare la situación de Cataluña con la de Polonia y Hungría, recalcando que no ha visto ningún documento de expertos independientes que cuestione el carácter democrático de España.

La profesora le ha preguntado a Puigdemont si no cree que la participación en el referéndum del 1 de octubre, apenas un 43%, según los propios organizadores, "impacta en la legitimidad de la votación". Y ha defendido que una Cataluña dividida "aproximadamente al 50%" sobre la independencia o una "mayoría muy estrecha" a favor del independentismo es cuestionable desde el punto de vista de la defensa de los derechos de los no independentistas.

Wind también ha interrogado al expresident sobre la forma en la que ha llevado a cabo sus planes independentistas y sobre si no ha "contribuido a la polarización de la sociedad española y catalana". "Dice que quiere negociar con Rajoy y el Gobierno, pero luego van corriendo a un referéndum", ha dicho. También le ha señalado que el sistema español es más descentralizado que el de Alemania.