Menú Buscar
Toni Comín, Martina Anderson y Carles Puigdemont en la Eurocámara / TWITTER

Puigdemont y Comín, arropados por una exterrorista del IRA en la Eurocámara

Martina Anderson, eurodiputada del Sinn Fein, fue condenada por pertenecer a la banda violenta e indultada en la amnistía masiva conocida como el 'Acuerdo de Viernes Santo'

6 min

Carles Puigdemont y Toni Comín siguen coleccionando polémicas amistades. Tras recibir el apoyo del eurófobo Farage, ahora los prófugos independentistas se han fotografiado con Martina Anderson, eurodiputada del Sinn Fein​ y exmiembro de la organización terrorista norirlandesa IRA, para agradecerle su respaldo.

Anderson fue una de la quincena de eurodiputados que mostraron carteles que pedían la liberación de los "presos políticos catalanes y exiliados" durante la intervención del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, en el Parlamento Europeo. También enseñó un cartel con la cara del expresident huido el día que su compañero de grupo, Matt Carthy, destacaba la ausencia de Puigdemont, Comín y Oriol Junqueras en la Eurocámara.

Exterrorista del IRA

Acusada el año 1980 por posesión de armas y por causar una explosión tras un intento de atentado con bomba en una tienda de muebles en Derry (Irlanda del Norte), su lugar de nacimiento, Anderson huyó a Irlanda cuando estaba en libertad bajo fianza. Tenía, en aquel entonces, 18 años. Cinco años más tarde, volvió a ser detenida en Escocia cuando formaba parte de un comando del IRA que preparaba ataques con bomba en Inglaterra, por lo que fue condenada en 1986 por conspirar para cometer atentados.

Anderson también fue relacionada con el intento de asesinato a la primera ministra inglesa Margaret Thatcher y a su gabinete, que se saldó con cinco víctimas mortales, en el conocido como Atentado del Grand Hotel de Brighton. Tras casarse en un centro penitenciario con su compañero prisionero y miembro del IRA Paul Kavanagh, obtuvo la libertad condicional en 1998 --después de pasar 13 años en prisión-- tras el Acuerdo de Viernes Santotambién llamado Acuerdo de Belfast, que supuso una gran amnistía para los miembros del IRA.

Arropados en la Eurocámara

Tanto Puigdemont como Comín son noticia diaria por los apoyos que reciben desde que pueden ejercer como parlamentarios europeos. Y es que sus amistades no dejan a nadie indiferente. El aval de Martina Anderson a los dirigentes independentistas catalanes se une al del populista Nigel Farage, exlíder del UKIP y fundador del Partido del Brexit, que se preguntaba el martes pasado en Twitter --tras saludarles-- si los separatistas catalanes eran euroescépticos porque habían sido tratados de forma horrible.

Otro caso sonado fue el recibimiento de Assita Kanko, eurodiputada por el partido nacionalista de ultraderecha Nueva Alianza Flamenca (N-VA), que lucha por la independencia en Bélgica de Flandes. Kanko, nacida en Burkina Fasso en una familia musulmana no practicante, es miembro de la Comisión de Derechos Humanos y Justicia del Parlamento Europeo, y aseguró que acudió a recibir a Puigdemont muy emocionada.

Relaciones con terroristas

En las últimas semanas, Puigdemont y el independentismo en general han sido relacionados con actos y personas vinculadas al terrorismo. Mientras la justícia deja en libertad con cargos a los CDR acusados de terrorismo, JuntsXCat y ERC se han unido a marchas para el acercamiento de los etarras condenados al País Vasco a petición de formaciones como EH Bildu, partido liderado por Arnaldo Otegi, también condenado por terrorismo, muy activo en la causa independentista y convertido en mártir por muchos partícipes de la lucha catalana por la autodeterminación. 

El expresident Puigdemont, en los últimos tiempos, se ha dejado querer por algunos antiguos miembros de Terra Lliure, la organización terrorista que defendía la causa independentista. Además de recibir en su mansión de Waterloo al fundador de la bandaFredi Bentanachs, no se ha escondido de las cámaras cuando se ha visto con Carles Sastre o Miquel Casals, otros exmiembros de Terra Lliure.