Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz del PSC en el Parlament, Alícia Romero / EUROPA PRESS

El PSC rechaza el decreto ley del Govern porque incumple la sentencia y "desafía a los tribunales"

Los socialistas, contundentes respecto al texto aprobado que apela a la "inaplicación" de "porcentajes": "No lo apoyaremos"

3 min

El PSC no apoyará el decreto ley sobre proyectos lingüísticos escolares aprobado este lunes por el Govern con el que pretende responder a la sentencia del 25% en castellano porque "no da cumplimiento" al dictamen del TSJC y porque "desafía a los tribunales".

Así lo ha confirmado la portavoz del grupo socialista en el Parlament, Alícia Romero, tras conocerse el texto desarrollado por el ejecutivo autonómico.

El PSC se temía lo peor

El PSC, que hace unos días acordó con ERC, Junts y comuns una nueva ley sobre el uso y el aprendizaje de las lenguas oficiales en la enseñanza no universitaria, había anunciado al mediodía, antes de hacerse público el contenido del decreto ley, que solo lo apoyarían si no había "voluntad" de "esquivar" o "incumplir" la orden del TSJC.

De hecho, los socialistas ya habían advertido de que "más allá de que nos gusten o no nos gusten, las sentencias se tienen que cumplir” y se temían lo peor, como finalmente ha ocurrido.

"No lo apoyaremos"

Romero ha sido contundente y ha asegurado en un tuit que el decreto ley "no da cumplimiento a la sentencia del TSJC", ni "recoge con plenitud el acuerdo fruto del consenso trabajado por los grupos".

"[El decreto ley] no menciona el uso curricular del castellano, desafía a los tribunales. Por estos motivos, no lo apoyaremos", concluye.

Porcentajes

El texto aprobado por el Govern, que deberá ser convalidado por el Parlament, recoge, entre los "criterios y objetivos básicos" de "la organización de la enseñanza y el uso de las lenguas en los centros educativos públicos y en los centros educativos privados sostenidos con fondos públicos", "la inaplicación de parámetros numéricos, proporciones o porcentajes en la enseñanza y el uso de las lenguas".

Este principio choca frontalmente contra la sentencia del TSJC que ordena impartir, al menos, un 25% del horario lectivo en español, incluyendo la asignatura de castellano y otra troncal.