Menú Buscar
El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, atiende a los periodistas en una imgen de archivo / EFE

El PP pide cinco votos al PSOE para aprobar los presupuestos y evitar el “chantaje” del PNV

Los nacionalistas vascos condicionan su apoyo a los PGE, que Cs sí garantiza, a la suspensión del artículo 155 en Cataluña

3 min

El PP trata de cambiar de socios para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Después de conseguir el apoyo de Ciudadanos, el partido de Mariano Rajoy busca ahora evitar el “chantaje” del PNV y ha instado al PSOE a prestarle cinco votos al azar para poder aprobar los PGE. El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha dicho este lunes que él lo haría “si fuera Pedro Sánchez”, para después “hacer un discurso duro de oposición pero mucho más digno”.

Los nacionalistas vascos han condicionado su apoyo a los presupuestos a que se suspenda la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Maroto ha hecho referencia a la “altura de Estado” que mostró el líder socialista con su apoyo a la intervención de la autonomía catalana y le ha pedido que repita esa “responsabilidad” para que salgan adelante las cuentas del Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Más presupuesto para el País Vasco

En una entrevista en RNE, Maroto ha asegurado que la “amenaza” del PNV solo supone defender los intereses de los independentistas vascos, ya que los PGE incluyen un aumento del 65% de las partidas para la alta velocidad en el País Vasco, que el conjunto de la población espera “como agua de mayo”.

Sobre el 155 y Cataluña, el popular solo ha dicho que es necesaria la formación de un Gobierno “cuanto antes”, que “tome las decisiones y que se ponga fin al conflicto catalán”. Maroto también se ha referido a las acciones de los Comités de Defensa de la República (CDR), que el domingo levantaron las barreras de varios peajes en Cataluña en señal de protesta.

Maroto considera que la única herencia que ha dejado el procés es la aparición de estos “grupúsculos” y altercados que “suenan a la kale borroka”. Esto ocurre, ha dicho, porque los “cuadros intermedios” de los Mossos d’Esquadra, que no cambiaron con la aplicación del 155, “no están haciendo su trabajo”.

Destacadas en Política