Menú Buscar
El ex secretario general del PP de la Comunidad Valenciana Ricardo Costa (c) durante la comparecencia ante la comisión de Investigación sobre la financiación del PP

El PP de Valencia obtuvo financiación “irregular” y Costa pide perdón por su silencio

El ex secretario general popular en la región reitera en el Congreso su “arrepentimiento” por las acciones que no fue “capaz ni de detener ni de denunciar”

4 min

El PP de Valencia obtuvo financiación ilegal y Ricardo Costa, el que fuera secretario general del partido en la región, pide perdón porque fue incapaz “de detener ni denunciar” tales hechos. En su comparecencia en el Congreso, ha reiterado su “arrepentimiento” por callar y ha ratificado los hechos que ya denunció ante la Audiencia Nacional.

“Actué mal y estoy dispuesto a asumir las consecuencias”, ha dicho Costa en su declaración ante la comisión de investigación de la supuesta financiación irregular del PP, en la que ha ratificado sus palabras del pasado 24 de enero en el juicio contra la rama valenciana de la trama Gürtel. Se enfrenta a una petición de 7 años y 9 meses de cárcel.

Camps, el ideólogo

Allí afirmó que el expresidente valenciano Francisco Camps encargó financiar gastos electorales del PP valenciano en 2007 y 2008 con dinero negro de empresarios —según le dijo el exvicepresidente valenciano Víctor Campos, que coordinaba las recepciones—, una práctica que, según ha declarado hoy, parece que “venía con anterioridad”.

Según Costa, fue Camps quien decidió que el partido regional comenzase a contratar con Orange Market (filial de la Gürtel) y le consta que “había peticiones concretas de determinados actos del presidente Camps”. En relación con un mitin de 2008 de Mariano Rajoy, ha aseverado: “Me consta que una parte de aquel mitin, que era solicitado por Camps, se pagó de una forma irregular por empresarios”.

Profunda reflexión

Costa, que ha dicho que no quiere ser “el faro ni la luz de ninguna actuación futura”, ha negado que haya dado un giro a su versión, si bien ha admitido que desde 2012, cuando fue absuelto de la causa de los trajes, se sometió a un “proceso de reflexión marcado claramente por las consecuencias que podría tener el conocimiento de determinadas actuaciones” y la “asunción de responsabilidades”, tanto para él como para su familia.

“Sé que mi actuación no ha sido la correcta y, obviamente, no espero grandes aplausos ni grandes favores ni grandes palmadas en la espalda. Me conformo con intentar llevar una vida normal con mi mujer y mi hija, tener un trabajo profesional, un trabajo privado, y ganarme la vida”, ha añadido.

"Hay que pedir perdón"

Costa, que no ha entrado a valorar por qué su abogado solicitó en el juicio las testificales de Rajoy y de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha admitido que en un primer momento el PP “asumió pagar una parte de los gastos” de su defensa al “considerar que era una cuestión del partido”. Lo hizo por orden del expresidente del PP de esa comunidad Alberto Fabra.

“No quiero dar lecciones de nada a nadie, ya tengo bastante con intentar aprenderlas yo mismo”, ha explicado Costa, si bien ha asegurado que, “cuando hay responsabilidad política de por medio, hay que pedir perdón”.