Menú Buscar
La plana mayor de Podemos en el Congreso de los Diputados / EUROPA PRESS

Podemos vuelve a amenazar los gobiernos autonómicos del PSOE

El partido de Pablo Iglesias redobla la presión sobre los tres ejecutivos que aún apoya tras la decisión del comité federal de los socialistas de permitir que el PP siga en el Gobierno

4 min

Podemos ha retomado este lunes su ofensiva contra el PSOE en las comunidades autónomas, un día después de que el comité federal aprobara abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. Así, el partido morado ha vuelto a amenazar con romper los acuerdos de investidura o de gobierno que firmaron tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015 para permitir gobiernos socialistas en varios territorios.

De las cinco regiones en las que el PSOE se hizo con el Ejecutivo gracias a Podemos, el partido de Pablo Iglesias ya se desvinculó por completo de los socialistas en Extremadura, poco después de permitir la investidura de Guillermo Fernández Vara y, hace semanas, rompió con el jefe del Ejecutivo en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Ahora ha vuelto a lanzar avisos en los otros tres territorios en los que todavía siguen vigentes diferentes tipos de acuerdos: Baleares, Aragón y Comunidad Valenciana.

Los tres que quedan

Así, la dirección del partido morado en las Islas Baleares, la más rotunda en sus amenazas, ha advertido a los socialistas de que el acuerdo de gobierno que permitió la investidura de Francina Armengol "quedará herido de muerte" si los diputados baleares se abstienen en el Congreso a favor de Rajoy.

En rueda de prensa, la portavoz de Podemos en el Parlamento autonómico, Laura Camargo, ha avisado además de que, aunque voten que no, "habrá un problema grave" para "sacar adelante la hoja de ruta de los Acuerdos del Cambio". "Pero la situación se complicará muchísimo si los diputados de las islas dan su apoyo Rajoy", ha enfatizado.

El papel de Lambán

Desde Aragón, Podemos ya llevaba semanas anunciando que esa decisión de abstenerse tendría consecuencias para el acuerdo de investidura que firmaron tras las autonómicas de 2015, sobre todo teniendo en cuenta el papel que, según el líder del partido morado en la comunidad, Pablo Echenique, ha jugado el presidente aragonés, Javier Lambán, a favor de que los socialistas se decantaran por la abstención.

Una vez la dirección del PSOE ha confirmado esa postura, Echenique ha reactivado su amenaza, y ha recordado además que, en el marco del proceso interno que ha puesto en marcha el partido en la comunidad para renovar su estrategia política, los militantes van a poder pronunciarse sobre la posibilidad de romper el acuerdo de investidura con los socialistas aragoneses.

Más exigentes con Puig

En cuanto a la tercera y última región en la que Podemos mantiene su acuerdo vigente con el PSOE, la Comunidad Valenciana, Podemos ha recalcado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que ahora van a ser "más exigentes" y que, por ello, reclamarán garantías porque ya no confían en "sus buenas intenciones".

"Puig ya no puede manejarse con la ligereza con la que se ha manejado hasta ahora porque su crédito está dañado y nosotros se lo haremos notar en todas las actuaciones parlamentarias", ha remarcado el líder de Podemos en la Comunitat Valenciana, Antonio Montiel.

Desde la dirección nacional de Podemos han asegurado, al igual que cuando comenzaron los avisos hace semanas, que la decisión de romper los pactos autonómicos corresponde únicamente a las direcciones territoriales del partido. "Es una cosa que deben decidir los territorios", ha asegurado la portavoz adjunta en el Congreso, Irene Montero, en declaraciones a los medios en la Cámara Baja.