Menú Buscar
Carles Puigdemont (PDeCAT) e Íñigo Urkullu (PNV) / EFE

El PNV rompe con el PDeCAT por la candidatura de Puigdemont

Los ataques del expresidente fugado a Urkullu y la deriva de los postconvergentes en la Crida Nacional han disuelto la histórica coalición entre nacionalistas del centroderecha

21.03.2019 12:44 h.
5 min

Ya es oficial. La lejanía entre Puigdemont y el PNV ha acabado por romper la histórica coalición nacionalista entre vascos y catalanes para las elecciones europeas. Como ya avanzó Crónica Global, la lejanía entre ambas formaciones hacía casi imposible la reedición de la alianza para esta contienda electoral. Los jeltzales han hecho público un comunicado donde "aceptan y respetan que la situación catalana lleve al PDeCAT a la conformación de una candidatura exclusivamente catalanista y coherente con el procés político". No obstante, la línea del cuanto peor, mejor y la inestabilidad política ha acabado por frenar cualquier esperanza de pacto.

Esta situación, del todo previsible, se empezó a dilucidar con la elección de Carles Puigdemont como cabeza de lista de Junts per Catalunya. Los nacionalistas vascos insistían en que la apuesta por el expresidente de la Generalitat era "exclusivamente catalana" y veían "pocas posibilidades de éxito", aunque querían seguir hablando. Faltará saber qué pasará con los otros socios que concurrieron con la extinta Convergència en 2015, aunque Coalición Canaria ya ha dejado claro que no quiere saber nada de los independentistas. 

Descontento 

Fuentes del sector moderado del partido explican a Crónica Global su "malestar" por la decisión de romper con el PNV. En algunos casos, afirman que esta situación es "patética y lamentable" y señalan al inquilino de la Casa de la República en Waterloo como responsable de esta decisión. De hecho, algunas de las caras visibles de este sector apoyaron públicamente la reedición de la coalición electoral entre jeltzales y nacionalistas catalanes.

Uno de los que más a favor se posicionó fue el todavía diputado en el Congreso Carles Campuzano. En unas declaraciones a Radio Euskadi, aseguró que "la alianza entre las sociedades vasca y catalana es imprescindible para abordar los retos democráticos, en términos de buscar una solución al conflicto político del Estado en Cataluña y en la construcción de una Europa que reconozca las realidades nacionales de Euskadi y Cataluña". 

Tensión con Urkullu

La relación entre el lehendakari Íñigo Urkullu y el expresidente Carles Puigdemont se había deteriorado desde el fracaso de la mediación del líder vasco en la crisis catalana de octubre de 2017. El presidente de Euskadi recibió duras críticas del fugado tras su declaración como testigo en el juicio a los políticos presos y la desacreditó.

Puigdemont afirmó que a Urkullu "le falló la memoria", a lo que el lehendakari respondió con la entrega de más de 300 documentos que acreditan su versión de los hechos y su papel como mediador de la causa. Además, afirmó que dijo "toda la verdad, está documentada y la documentación podrá ser consultada cuando termine el proceso judicial".

Sintonía con Otegi

La lejanía del PNV con Carles Puigdemont es inversamente proporcional a la buena relación entre Arnaldo Otegi y el expresidente. De hecho, el líder de la izquierda abertzale se reunió con Puigdemont en Waterloo donde afirmó que la sentencia de Estrasburgo en su caso "puede ayudar" al expresidente

Además, el coordinador general de EH Bildu veía con buenos ojos que Puigdemont y su plataforma se incorporaran a la lista que preparaban con Esquerra Republicana, algo a lo que los republicanos se opusieron.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información