Menú Buscar
La Junta de Portavoces del Parlament en una reunión / EUROPA PRESS

El Parlament tramita la moción de la CUP sobre la autodeterminación

Los independentistas radicales piden expresar su "voluntad de ejercer" dicho derecho, además del cese de Buch como consejero de Interior

29.10.2019 13:55 h.
5 min

La Mesa del Parlament ha tramitado la moción registrada ayer por la CUP que pedía a la cámara expresar su "voluntad de ejercer de forma concreta el derecho a la autodeterminación y de respetar la voluntad del pueblo catalán". El Parlamento autonómico también ha dado luz verde a una petición de los antisistema para cesar a Miquel Buch como consejero de Interior. 

El texto de los cupaires podría ser votado en el próximo pleno, previsto para después de las elecciones generales, a pesar de las advertencias del Tribunal Constitucional sobre la ilegalidad de tramitar mociones secesionistas en la Cámara catalana. 

Autodeterminación en el Parlament

El tribunal que vela por el cumplimiento de la Constitución ya avisó, hace unas semanas, de la responsabilidad penal en el que tanto los miembros de la mesa del Parlament como los del propio Govern podrían incurrir al tramitar propuestas contrarias a sus resoluciones, como las que hacen referencia a la autodeterminación. Así, el Constitucional avisó de que este tipo de iniciativas podrían llegar a devenir en un delito de desobediencia

Lo hizo en relación a los acuerdos adoptados en el Parlament el 26 de septiembre. En ellos se instaba a la retirada de Cataluña de los efectivos de la Guardia Civil, se apoyaba una respuesta institucional contra la sentencia del Tribunal Supremo, se posicionaban a favor de la autodeterminación y destacaban la legitimidad de la desobediencia, unos puntos que fueron recurridos por el Gobierno de Pedro Sánchez ante el alto tribunal y aceptados a trámite por este último.

Cese de Buch

Otro de los puntos de la moción de la CUP que ha sido tramitada por la mesa del Parlament es el de sustituir al consejero Buch en el Govern, ya que le consideran el máximo responsable de las cargas policiales durante los disturbios que se vienen sucediendo en las concentraciones independentistas desde que fue anunciada la sentencia del Supremo.

El partido nacionalista radical reclama al Govern "poner fin a la represión contra el pueblo en lucha, y por tanto, detener de forma inmediata la violencia policial y la coordinación con el Estado para ejecutar esta represión", y reconocer públicamente que, a su juicio, los Mossos no han respetado los reglamentos internos ni la proporcionalidad en sus actuaciones. Algo que también apoya Catalunya en Comú-Podem.

Los 'comuns' se suman

La portavoz de los comunes, Susanna Segovia, presentó ayer una moción en la que pide la reprobación del consejero de Interior, como paso previo a su cese. Los comunes se abren a negociar con la CUP, pero Segovia ha precisado que su grupo ya pidió la dimisión de Buch y considera que primero el Parlament debe reprobar a Buch y después el Govern debe actuar en consecuencia.

La diputada Susanna Segovia, portavoz de Catalunya el Comú-Podem / CG
La diputada Susanna Segovia, portavoz de Catalunya el Comú-Podem / CG

Segovia ha criticado las cargas de los Mossos d’Esquadra, tanto posteriores a la sentencia del Supremo sobre el procés como en el desalojo de Sants. “Queremos saber por qué se han utilizado pelotas de goma, aunque están prohibidas, por qué no se identifican los Mossos, por qué se agrede a periodistas. Creemos que han actuado de forma desproporcionada”, ha dicho la diputada.

La Mesa del Parlament, inflexible

Además, la Mesa del Parlament ha rechazado las peticiones de reconsideración de Cs, PSC y PP respecto de otra propuesta de resolución promovida por JxCat, ERC y la CUP --y registrada la semana pasada-- para defender la autodeterminación y reprobar la monarquía.

Cs, PSC y PP pidieron reconsiderar la admisión a trámite de la propuesta porque contraviene diversas decisiones previas del TC. De hecho, los letrados del Parlament avisaron a la Cámara de que la propuesta de resolución contravenía autos y advertencias del TC, que exige paralizar el trámite de propuestas que vayan en la dirección de la promovida por los tres partidos nacionalistas. Salvo que los impulsores del texto activen la vía urgente, no está previsto que la resolución se vote hasta después del pleno del 12 y 13 de noviembre.