Menú Buscar
Elsa Artadi (i), Pere Aragonés (c) y Quim Torra (d) en la bancada del Govern en el Parlament / CG

El Parlament finge desobediencia a Llarena y aprueba que los diputados procesados deleguen el voto

Los independentistas, apoyados por los comunes y el rechazo de la CUP, votan una resolución judicial, mientras que PSC, Cs y PP no participaron por entender que atenta contra la separación de poderes

02.10.2018 13:40 h.
8 min

El Parlament ha aprobado hoy, con los votos de Junts per Catalunya, ERC y Catalunya en Comú-Podem, que los diputados procesados y suspendidos por el juez Pablo Llarena por el 1-O puedan delegar temporalmente sus funciones en un compañero de grupo hasta que se resuelva su situación judicial. Una medida que Llarena ya apuntaba en su interlocutoria, pero que los independentistas se resistían a obedecer. El tira y afloja entre JxCAT y ERC se resolvió con un dictamen en la Comisión del Estatuto de los Diputados. En el momento de la votación, PP y Ciudadanos han abandonado el hemiciclo, mientras que PSC se quedó, pero tampoco ejerció el voto.

El pasado 29 septiembre, este órgano aprobó, con los votos de JxCAT, ERC, CUP y los comunes el informe en el que se propone que los diputados deleguen sus funciones, aunque ya no cobran su sueldo. Según PSC, PP y Cs, ya no deberían ejercer sus funciones y es la Mesa del Parlament la que tenía que haber hecho efectiva la interlocutoria. Por eso, la oposición no votó en este órgano parlamentario.

Los afectados son Carles Puigdemont (en Alemania), Oriol JunquerasRaül RomevaJordi TurullJosep Rull y Jordi Sànchez (todos ellos en prisión preventiva).

JxCAT: "Injerencias" del poder judicial

Ha arrancado la sesión con la protesta del portavoz de Carlos Carrizosa, quien ha denunciado que un Parlamento vote sobre una decisión judicial que “se debería haber ejecutado inmediatamente”. El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha hecho caso omiso. La diputada de JxCAT, alcaldesa de Girona y presidenta de la Comisión del Estatuto de los Diputados, Marta Madrenas, ha acusado al TS de distinguir entre diputados de primera y se segunda por cuestionar los derechos parlamentarios de los seis procesados.

Madrenas considera que la votación de hoy es muy trascendental pues se trata de responder a las “injerencias” del poder judicial. “la democracia española está muy lejos de ser una democracia homologable en Europa”, ha dicho la independentista.

ERC: "Sin separación de poderes"

Gerard Gómez del Moral, diputado de ERC, ha lamentado que “no estemos en un Estado con separación de poderes. No debería haber presos políticos ni represión. Se han fabricado pruebas y se han inventado procesos judiciales”.

El republicano ha recordado las tres premisas defendidas por los independentistas para resolver la cuestión: mantener las mayorías, que los diputados mantengan las actas y que las votaciones sean efectivas.

Cs: "Ataque a la democracia"

La líder catalana de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha arremetido contra los dos “ataques a la democracia” que van a cometer en las últimas horas, el asalto al Parlament por parte de radicales “jaleados por Torra, que les instó a ‘apretar’ como si fueran flojos”, y una votación sobre una resolución judicial.

"¿Se creen que tienen un carné de impunidad?", ha preguntado Arrimadas a los independentistas, tras avanzar que su partido presentará una querella contra la Mesa por permitir la votación.

PSC: "Vienen a escenificar que no cumplen"

La diputada del PSC, Alícia Romero, ha asegurado que "hoy, de lo que hablamos, es de la separación de poderes. Todo lo demás sobra. Un parlamento no puede votar una resolución judicial. ¿Si sale que no no la aplicamos, si sale que sí entonces si? Usted señor Torra no cree en la separación de poderes, ya no demostraron en la ley de transitoriedad jurídica", en referencia a la ley de ruptura.

Romero ha calificado de "intolerable" que "vengan ustedes aquí a engañar a la gente. Escenifican una desobediencia, es una farsa porque de facto están cumpliendo con la interlocutoria". Romero ha reprochado a los comunes que secunden las posturas independentistas.

CATComú: "Hay que desbloquear la situación"

Marta Ribas, diputada de Catalunya en Comú-Podem, ha defendido la votación porque "de esta forma se acaba con una situación de bloqueo y se recupera la actividad parlamentaria y la oposición pueda ejercer su tarea de control. La ciudadanía no se merece un Parlament a medio gas". Tampoco, ha dicho, se merecen ese bloqueo "los políticos que están presos y sus familias, que no ven una solución política a la situación".

Frente a "un voto de responsabilidad", ha acusado a otras fuerzas de la oposición de "vivir del conflicto, ya les va bien. Y me sorprende que el PSC no quiera que la política vuelva al Parlament".

CUP: "Es un golpe de Estado a la separación de poderes"

Vidal Aragonés, diputado de la CUP, ha explicado su voto contrario porque entiende que hay que respetar el mandato del pueblo, no de la justicia española. "Nos encontramos de nuevo con un aparato del Estado, el Supremo, que intenta decidir quien tiene condición de diputado o no. Es un golpe de estado a la separación de poderes. Un juez que asume una función legislativa".

El antisistema niega la mayor, que los diputados deban ser suspendidos. Ha pedido a Junts per Catalunya "máxima transparencia, pues no se puede instar a la movilización y luego reprimirla", en referencia a la intervención de los Mossos durante el aniversario del 1-O.

PP: "Es un debate innecesario, la suspensión es automática"

El portavoz del PP, Santi Rodríguez, ha calificado de "innecesario" este debate, porque "la suspensión de los diputados es automática. Los hechos nos dicen que a los diputados se les ha suspendido la retribución. Pero aportan un dictamen con valoraciones improcedentes, un legislativo que quiere ejercer de juez".

Ha enmarcado este intento de incumplir las resoluciones judiciales en un proceso donde se "acorralan comitivas judiciales (consejería de Economía), se incumplen las leyes y se arenga a los radicales a actuar". En este sentido, ha dicho que el presidente Torra debería haber presentado la dimisión por los sucesos de ayer.