Menú Buscar
Miquel Àngel Martínez, alcalde de Sant Vicenç de Montalt / CG

El operario que grabó al alcalde de Sant Vicenç explica su infierno

El brigada municipal explica en una denuncia ante los Mossos que hizo obras en casa de Martínez sin cobrar por miedo a perder su trabajo y su vivienda social, lo que le costó la salud

18.09.2018 00:00 h.
5 min

El brigada municipal que aparece en la comprometida grabación del alcalde de Sant Vicenç de Montalt (Barcelona) ha roto su silencio. Lo ha hecho en forma de denuncia ante los Mossos d’Esquadra, a la que ha tenido acceso Crónica Global, en la que explica cómo trabajó en casa de Miquel Àngel Martínez (PDeCAT) sin cobrar, por miedo a perder su contrato municipal y la vivienda social, propiedad del Ayuntamiento, en la que residía con su familia.

Miquel Àngel Martínez, alcalde de Sant Vicenç de Montalt con Quim Torra / TWITTER

Miquel Àngel Martínez, alcalde de Sant Vicenç de Montalt con Quim Torra / TWITTER

La denuncia fue presentada el pasado viernes y en ella, el trabajador explica su versión de todos los hechos que han derivado en una moción de censura de toda la oposición municipal (ERC, 9 Sant Vicenç, PSC, PP y Ciudadanos) que será debatida este viernes. Si no hay sorpresas, el candidato de consenso, el socialista Javier Sandoval, será el nuevo alcalde del municipio. Este diario ha publicado dos audios en los que el operario y el alcalde hablan sobre el uso de material municipal con fines particulares.

"Ningún tipo de retribución"

En la denuncia, el operario explica que comenzó a trabajar para el Ayuntamiento en 2010, en principio con un contrato de tres meses. Fue al comienzo de esa relación laboral cuando Martínez le encargó que reparar el canal del tejado de su casa fuera de horas de trabajo. En paralelo, cada vez que el trabajador preguntaba al alcalde sobre su contratación municipal, éste le daba largas, pero le seguía encargando trabajos particulares, incluso en días festivos “por lo que no recibía ningún tipo de retribución”, explica en la denuncia.

Posteriormente, el Ayuntamiento le haría un segundo contrato de tres meses y un tercero de seis meses. Pero el volumen de trabajo en casa de Martínez “era constante y excesivo para una sola persona”. Debido al exceso de trabajo, el denunciante “tuvo problemas de salud y se vio obligado a tomar tranquilizantes”.

Durante este tiempo, Martínez le instó a utilizar bloques de hormigón que estaban en el almacén de la brigada municipal del Ayuntamiento de Sant Vicenç para realizar las citada obras en su casa.

El alcalde de Sant Vicenç de Montalt en una conferencia / TWITTER

El alcalde de Sant Vicenç de Montalt en una conferencia / TWITTER

“La situación personal y de salud no pasó desapercibida al personal del Ayuntamiento”, concretamente al secretario municipal, Francesc Ortiz, y a una segunda persona de la que no da datos en la denuncia. Estas personas, explica, “le aconsejaron que hiciera una grabación para que quedara demostrado que el alcalde condicionaba el cumplimiento de las tareas en su domicilios a las futuras contrataciones laborales”.

Material utilizado

El operario hizo esta grabación a finales de 2011. En la misma aparecen el denunciante y el alcalde, pero el operario no la tiene, “ya que se perdió en el cambio de domicilio”. Asegura que ahora la tiene el secretario municipal.

Entre el material municipal utilizado en el domicilio del alcalde –el denunciante precisa que el jefe de la Brigada Municipal Francisco Calderón, estaba al corriente-- figuran 30 ó 40 sacos de cemento, un banco, pintura, rodillos para pintar, tubos, material de PVC o valla de jardín, entre otros. También se compró a proveedores del Ayuntamiento material que fue colocado en casa del alcalde.

Miquel Àngel Martínez recibe alumnos en el ayuntamiento / TWITTER

Miquel Àngel Martínez recibe alumnos en el ayuntamiento / TWITTER

La situación se prolongó durante cuatro años, en los que el operario también dice haber hecho trabajos en casa de vecinos del primer edil.

“Mientras hacía estas obras, Martínez le decía que mientras fuera alcalde no tendría que preocuparse por la casa y no tendrían que marcharse del pueblo ni él ni su familia, siendo en estos momentos plenamente consciente de que el denunciante estaba de alquiler en una vivienda social del propio Ayuntamiento.

Miquel Àngel Martínez con miembros de Junts per Catalunya / CG

Miquel Àngel Martínez con miembros de Junts per Catalunya / TWITTER

En paralelo, el operario hizo una declaración ante notario en la que asegura que Martínez le obligó “bajo coacción de perder mi trabajo y la casa de propiedad municipal que actualmente ocupo con mi familia” a grabar una conversación con un concejal de PDeCAT para demostrar que éste es el instigador de las acusaciones contra su compañero de partido.