Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'conseller' de Economía, Jaume Giró, indica que las entidades bancarias se niegan a avalar las fianzas del Tribunal de Cuentas / GOVERN

Nadie quiere avalar el fondo independentista para pagar las fianzas del Tribunal de Cuentas

El Govern fracasa en su empeño de encontrar el apoyo de una entidad financiera para el reaseguro y ahora apela a la banca extranjera

4 min

"Las entidades financieras quisieron ver el decreto y han decidido no colaborar". Así ha explicado el conseller de Economía, Jaume Giró, el portazo total de las entidades financieras del país al instrumento creado por el Govern para sufragar las fianzas millonarias que el Tribunal de Cuentas ha impuesto a 40 ex altos cargos de la Generalitat por el presunto desvío de fondos públicos para internacionalizar el procés.

Giró ha rechazado detallar qué bancos han dado una negativa al Ejecutivo catalán, aunque ha avanzado que contactarán con otras entidades para tratar de recaudar las cantidades que el órgano fiscalizador exige, entre otros, al expresidente Artur Mas y al exvicepresidente Oriol Junqueras. El Ejecutivo independentista apela ahora a la banca extranjera para conseguir un apoyo clave para este fondo de 10 millones de euros. 

Cuestionado por si él mismo avalaría a los investigados, el conseller ha indicado: "He contribuido en todo lo que he podido". 

"Cajas de solidaridad"

Esta es la alternativa que se plantea desde el Govern. Tras un portazo sonoro del sector financiero en bloque, el consejero apela a las "cajas de solidaridad" de las organizaciones y partidos independentistas. "Ya trabajan" para reunir las elevadas sumas que exige el Tribunal de Cuentas. El plazo fijado para depositar los 5,4 millones exigidos a los ex altos cargos por la Acció Exterior del Govern expira este miércoles y se ha denegado un aplazamiento.

El fondo de 10 millones de euros creado por el Departamento de Economía para evitar los embargos se usaría como aval directo si no hay un banco que aporte la cantidad con el contraaval de la Generalitat. Giró ha anunciado que, finalmente, no se solicitará al Institut Català de Financies (ICF) que asuma este papel tal y como estaba previsto en un primer momento. Explica que se ha tomado esta decisión para evitar poner "en peligro" a los trabajadores públicos del organismo. Aunque, al mismo tiempo, niega que ninguno de los trabajadores de la entidad le haya mostrado reparos con la operación.

Teoría del "miedo"

Giró mantiene que el grueso de la banca del país ha dado la espalda al nuevo instrumento de los independentistas porque tienen "miedo" de lo que comportaría dar este paso. Apunta de esta forma, entre líneas, a una reacción del Estado y alimenta el relato de las represalias permanentes de parte del independentismo. Preguntado de forma directa por si tiene conocimiento de "presiones" a las entidades financieras para que éstas rechacen avalar las fianzas, ha señalado: "No me consta".

El titular de Economía catalán ha manifestado su convencimiento de que se trata de un fondo legal que recibirá sin ninguna duda el aval del Consell de Garanties Estatutàries. "Algunos partidos han recurrido de forma legítima a él", ha manifestado en relación a PSC, PP y Cs. 

En cuanto al futuro papel de la Generalitat ha insistido en que se persistirá "en las diferentes vías abiertas".