Menú Buscar
El coche de los Mossos d'Esquadra que protege la casa de Castellví en Girona / CG

Los Mossos vigilan la casa de Castellví tras declarar en el juicio del 1-O

Una patrulla ejerce hoy tareas de control del domicilio del excomisario de Información después de que recibiera un alud de insultos en las red por desmontar algunas tesis de los acusados

08.03.2019 11:08 h.
3 min

Una patrulla de los Mossos d'Esquadra vigila hoy el domicilio de Manel Castellví, excomisario de Información de la policía autonómica, quien ayer prestó declaración como testigo en el juicio del 1-O. Castellví desmontó la defensa de los independentistas tras explicar que aconsejó a Carles Puigdemont que no se celebrara el referéndum del 1-O por el riesgo de violencia.

Según ha podido constatar Crónica Global, un coche de los Mossos estaba apostado esta mañana ante la casa de Castellví en Girona para garantizar la seguridad personal del mando.

El que fuera jefe de la Comisaría de Información de los Mossos d'Esquadra durante la celebración del referéndum del 1-O, Manuel Castellví, durante su declaración ante el Tribunal Supremo / EUROPA PRESS

El que fuera jefe de la Comisaría de Información de los Mossos, Manuel Castellví, durante su declaración ante el Tribunal Supremo / EUROPA PRESS

“Informé [al Govern] de que habría una gran movilización, de que habría llamadas para ir a los colegios, de que sería una participación muy cuantiosa. Y del hecho de que, aunque se estaba convocando a la ciudadanía para que se comporte de forma pacífica y sin violencia, esto no quita que, cuando la fuerza fuese a actuar, esa actitud pasiva se pudiera transformar en activa”, manifestó el mando de los Mossos en la vista oral. De esta forma, el responsable de la inteligencia de la policía autonómica abonaba la teoría del peligro potencial del 1-O, un elemento muy importante en la valoración del delito de rebelión.

Según declaró Castellví a preguntas del fiscal Javier Zaragoza, Puigdemont “entendía cuál era nuestra posición” pero, aun así, le trasladó que “efectivamente el Govern tenía intención de sacar adelante el referéndum. Con ese espíritu” El mando policial explicó que tanto el expresidente como el exvicepresidente querían seguir con la consulta, pese a todo, porque tenían un "mandato popular".

El policía se convirtió ayer en el objetivo de centenares de hiperventilados que le lanzaron insultos a través de las redes. Entre ellos, dirigentes del PDeCAT y de la Crida, el partido de Puigdemont.