Menú Buscar
Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña / EFE

Millo defiende el legado del 155 en vísperas de la moción de censura

El delegado del Gobierno asegura que la medida constitucional "aplicada con prudencia" rescató a “una Generalitat paralizada por el procés” y acusa a Cs de gesticular al pedir su prórroga

30.05.2018 15:44 h.
6 min

Enric Millo ha defendido el legado del artículo 155 en Cataluña en vísperas del debate sobre la moción de censura que podría finiquitar el Gobierno que representa en Cataluña. Lo ha hecho en una conferencia pronunciada en el Círculo Ecuestre, donde ha asegurado que, gracias a la medida constitucional, se pudo activar una Generalitat “absolutamente paralizada por el procés”.

Bajo el título Cataluña: estabilidad, cohesión y crecimiento, el delegado del Gobierno ha hecho balance de la actuación de Mariano Rajoy en esta comunidad.

Millo ha habldo de los “riesgos y los retos que tenemos por delante. Del riesgo de la ruptura del consenso constitucional y el riesgo de volver a la senda de la inestabilidad política que padecimos en España en 2016”.

La hoja de ruta de la recuperación

En este sentido, ha precisado que “no existe un gobierno de España y un gobierno de Cataluña que representen a dos soberanías contrapuestas, como no existen españoles y catalanes que representen a dos pueblos separados. El Gobierno de España, es gobierno de todos los españoles. La hoja de ruta de la recuperación económica del Gobierno de España ha beneficiado, especialmente, a Cataluña”.

Millo ha avisado de que “los relatos políticos se basan en construcciones ideológicas de los hechos. Por eso en la política populista 2.0 en la que nos vemos inmersos, los relatos son más poderosos que los hechos. No creo en la dictadura de los relatos. Aún sigo creyendo en el poder de los hechos”.

Incertidumbre

Ha arremetido contra “la incertidumbre política, mala en sí misma, pero es mala, también, para la economía. Una de las condiciones más importantes para atraer inversión y que las empresas se instalen en territorio es la certidumbre, política y jurídica”.

Respecto al procés, el delegado del Gobierno ha asegurado que “hemos tenido que responder al mayor desafío que puede afrontar un país: el ataque a nuestra soberanía nacional, a nuestra democracia, a nuestro estado de derecho y a las bases consensuadas de nuestra convivencia fijadas en la Constitución y en el Estatut”.

"Respuesta constitucional y democrática"

Ante ese desafío, “el Gobierno ha dado una respuesta constitucional y democrática. Es decir, equilibrada y legal. El Gobierno ha respondido con prudencia, con responsabilidad, con moderación, pero con total determinación, y ha aplicado el artículo 155 por primera vez en nuestra Historia”.

Al respecto, y en alusión a las presiones de Ciudadanos, Millo ha afirmado que “no es necesario sobreactuar cuando tienes la razón de la democracia y el estado de derecho de tu lado”.

"Se pretendió expulsar a la mitad de los catalanes"

“Lo que pasó en Cataluña –ha añadido-- fue un problema jurídico y sociológico. No solo se pretendió expulsar a la Constitución y al Estatut. Se pretendió expulsar a más de la mitad de catalanes del pueblo de Cataluña. Lean los artículos del señor Torra y entenderán perfectamente mis palabras”. De ahí, ha justificado, la necesidad de aplicar el 155, “para restaurar el orden constitucional y estatutario”, “defender la neutralidad institucional” y “cesar la estructura política” de “una Generalitat paralizada”.

En este sentido ha asegurado que, cuando el Gobierno intervino, “la Generalitat había reducido los acuerdos sobre educación un 26% en un año, un 28% los de sanidad y un 30% los de políticas sociales”.

Asimismo, se han gestionado pagos por valor de 8.000 millones de euros, de los que más de 2.000 fueron destinados a provedores y más de 1.000 a entes locales locales. Por primera vez, el Govern pagaba puntualmente”.

Diálogo, pero "con un presidente real"

Enric Millo ha apelado al dialogo, pero con un “presidente real. Alguien que no tenga que pedir permiso cada cinco minutos a alguien para poder hablar. Y un Gobierno efectivo. Es lógico ¿no?”, en alusión al presidente Quim Torra y su dependencia del fugado Carles Puigdemont.

Respecto a la moción de censura, ha advertido de que “la estabilidad es la condición sine qua non de la recuperación económica”.

“Siento una profunda preocupación cuando veo las tentaciones que han tenido algunos por convertir la moción de censura en una subasta y no discriminar entre apoyos. Piénsenlo bien: una moción de censura que podría prosperar con los apoyos de la izquierda más bolivariana de Europa y con el secesionismo populista”, ha manifestado.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información