Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de la Sindicatura de Cuentas de Cataluña, el fiscalizador de dinero público / Cedida

Miembros de la Sindicatura de Cuentas cobran trienios sin trabajar

Cuatro funcionarios se han embolsado unos 340.000 euros pese a que ya no desempeñan funciones en el fiscalizador de dinero público

3 min

Miembros de la Sindicatura de Cuentas de Cataluña cobran trienios sin trabajar. Cuatro funcionarios del fiscalizador de dinero público han cobrado un total de 338.822 euros a síndicos que ya no desempeñan funciones en el ente. 

Lo ha avanzado Ara, precisando que los empleados públicos que se benefician de este extra a su paga son los exsíndicos Agustí Colom; propuesto por ICV-EUiA; Montserrat Vehí, propuesta por CiU; Montserrat Vendrell, secretaria general del organismo; y Joan Colom, propuesto por el PSC. Colom habría percibido 150.142 euros por este concepto; Vehí, 108.913 euros; Vendrell; 52.355 euros y Colom, 27.411 euros.  Ninguno de ellos estaba en activo cuando percibieron las cantidades. 

Sindicatura: "Por antigüedad"

Según la Sindicatura, los extras a la retribución habitual de los exsíndicos tiene lugar porque son funcionarios de carrera generaron "antigüedad" durante su mandato. El complemento se abona con arreglo a una reforma legal que aprobó el Govern tripartit en 2004. 

El fiscalizador se acoge a esta norma autonómica, que fija que los miembros del ente que eran funcionarios de otras administraciones antes de ser nombrados pueden cobrar trienios especiales. Son los mismos que perciben los funcionarios del Parlament, con la salvedad que en el caso de los empleado públicos de la Sindicatura se trata de complementos diez veces superiores. Un funcionario autonómico o nacional acumula 47,67 euros más al mes cada tres años, mientras que los síndicos son retribuidos con 500 euros más cada tres ejercicios. 

14.000 euros al año

Esta escala salarial conlleva que los cuatro beneficiados cobraran cerca de unos 14.000 euros al año desde que dejaron el cargo hasta su jubilación. De hecho, el único que continúa percibiendo el extra es Agustí Colom, también exconcejal en Barcelona, pues es el único que continúa en activo. 

Todos ellos alcanzaron un puesto en la Sindicatura sin oposiciones, por cuanto fueron nombrados por el Parlament. Ahora, cuando tres de los cuatro se han jubilado, han recibido salarios permanentes después de dejar de trabajar. 

Compaginan con otros cargos

La retribución extra no colisiona con otras actividades, incluso públicas. De hecho, mientras recibían estos emolumentos, Agustí Colom fue concejal en Barcelona a partir de 2015. De Vehí fue la directora de la Escuela de Administración Pública de Cataluña de 2011 a 2015; 

Cabe recordar que el 5% del salario, que es como se calculan los trienios, es especialmente beneficioso en el caso de los síndicos, que cobran unos 120.192 euros al año, un salario superior a los de los consellers del Govern.