Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
José Frías, el médico anestesista en huelga de hambre por la unidad de España / CG

El médico andaluz en huelga de hambre por la unidad de España

Tiene familia en Cataluña y considera que sus allegados no pueden exponer lo que piensan con libertad

4 min

José Frías es médico anestesista del Hospital Comarcal de Ronda (Málaga) y ha pedido dos días de asuntos propios para iniciar una huelga de hambre por la unidad de España. Tiene familia en Cataluña y le da miedo la situación que se vive actualmente en la recta final al referéndum del 1 de octubre.

Hace tres meses, practicando footing, decidió que tenía que aportar su granito de arena si el panorama no cambiaba y ahora, a pocas horas de la votación del próximo domingo, ha visto que no solo no ha variado sino que “esto va sin freno y cuesta abajo”, explica a este medio el doctor.

“A por ellos”

Frías tiene familia en Tarragona y sostiene que sus familiares se sienten catalanes, pero también españoles, y que no pueden expresar libremente lo que piensan. “Quiero dar ánimo a los otros catalanes, los que no salen tanto a la calle para manifestarse ni se movilizan estos días”, sostiene.

Confiesa que su familia no se siente independentista, pero “les hierve la sangre” cuando ven cómo despiden a la Guardia Civil y a la Policía Nacional en algunos puntos de España con cánticos de “¡a por ellos!”, actitud que no comparte. “Mi prima me dice, indignada: ‘Primo, te conozco y creo que si vivieras aquí, tú también serías independentista”, explica entre risas.

El cartel que ha elaborado Frías en protesta por la ruptura social en Cataluña / CG

El cartel que ha elaborado Frías en protesta por la ruptura social en Cataluña / CG

Más diálogo

Tiene entendido que, en territorio catalán, la convivencia es difícil, aunque reconoce que no tuvo ningún problema cuando pasó una semana en Tarragona a principios de septiembre “y eso que llevaba una pulsera de la bandera de España”. Critica que en los colegios catalanes se incite al odio a los menores pero, a preguntas de este medio sobre el origen de esa información, reconoce: “No sé si es verdad, es lo que dice la gente”.

Su objetivo es que se produzca un diálogo entre el Gobierno de Carles Puigdemont y el de Mariano Rajoy: “Hay que hablar. Meterlos en una cocina con cerveza y pollo y que no salgan hasta que lo solucionen”, dice, esperanzado. Confiesa que no entiende los argumentos de los independentistas, aunque puede comprender que “estén cabreados”.

“Seny”

No comparte las protestas catalanas porque “hoy se va Cataluña y mañana querrá irse el País Vasco. Y hay que estar unidos siempre”, y aboga porque la Constitución española se reforme, no se rompa.

La silla de José Frías en la que hace la huelga de hambre frente al Ayuntamiento de Ronda / CG

La silla de José Frías en la que hace la huelga de hambre frente al Ayuntamiento de Ronda / CG

José Frías es consciente de que su huelga de hambre —ingiere únicamente líquidos— no puede cambiar mucho el panorama a estas alturas, y no se plantea llevar a cabo ninguna otra reivindicación más allá de las 48 horas que pasará sin comer. “Tenía que hacerlo, pero estoy agotado. Tengo ganas de que pase el día 1 y que no haya ningún contratiempo. Esto llega a pasar hace 70 años y se hubiera liado”, repite. Sonríe cuando desvela que acaba de conocer una palabra que, ahora, le encanta: seny.

Destacadas en Política