Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Puigdemont, junto a Artur Mas, durante el acto de toma de posesión del cargo de presidente de la Generalitat.

Pugna de Mas y Puigdemont por reunirse con la prensa internacional en la Diada

El equipo del expresidente quiere convocar a un grupo de corresponsales fuera del Palau de la Generalitat, a espaldas del jefe del gobierno catalán

3 min

Artur Mas no lleva nada bien la “jubilación” presidencial e, inasequible al desaliento, pretende a toda costa reunirse mañana con los corresponsales de medios de comunicación extranjeros. Ya es tradición que el presidente de la Generalitat, con motivo de la Diada, reciba a una representación de la prensa internacional. Y desde hace cinco años, el objetivo de ese encuentro es buscar complicidades para la causa independentista. Pero Mas ya no es el jefe del Ejecutivo autonómico.

Mañana, 11 de septiembre, Carles Puigdemont recibirá por la mañana a corresponsales de medios internacionales acompañado del consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones institucionales y Transparencia, Raül Romeva. La reunión será a puerta cerrada. Pero según ha podido saber Crónica Global, Artur Mas maniobra para tener también un encuentro con ellos, a pesar de que ya no es “president”.

Un portavoz oficial de la Generalitat ha asegurado taxativamente a este diario que ese encuentro no está previsto. Pero el equipo de Mas pretende reunir a varios periodistas antes o después del acto de Puigdemont, que tiene lugar a las 11 de la mañana. Barajan la posibilidad de trasladar a esos corresponsales al Palau Robert --donde Artur Mas tiene instalada su oficina--, a un hotel o a la nueva sede del Partit Demócrata Català (PDC).

Sorpresa entre los medios internacionales

Al parecer, la convocatoria extraoficial de Artur Mas se está preparando a espaldas de Puigdemont y ha causado cierta sorpresa entre los convocados. No consta que se hayan propuesto otras reuniones de periodistas con miembros del Gobierno autonómico, el Parlamento catalán o la denominada sociedad civil.

Es una demostración más de que el duelo de protagonismos entre Mas y su sucesor se mantiene. Ambos acudirán mañana a la manifestación independentista de la Diada. El expresidente había renunciado durante sus mandatos a formar parte de esa movilización porque entendía que era incompatible con su cargo institucional. Puigdemont y la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, no piensan lo mismo.

Destacadas en Política