Menú Buscar
Ernest Maragall, actual consejero de Exteriores candidato de ERC en las elecciones municipales de mayo / EFE

La irrupción de Valls lleva a ERC a apostar por Maragall en Barcelona

Esquerra se inclina por el 'conseller' de Exteriores tras la renuncia por sorpresa de Alfred Bosch para competir en las elecciones municipales

20.09.2018 21:35 h.
4 min

La irrupción de Manuel Valls, que se está rodeando de un equipo de profesionales que trabajaron con Pasqual Maragall con el objeto de revitalizar el proyecto de ciudad, ha llevado a Esquerra Republicana a reorientar su política municipal en Barcelona. Y en las últimas horas, el candidato republicano Alfred Bosch ha renunciado a encabezar la candidatura. Ante esa tesitura, y a pesar de contar con el apoyo de la militancia, la dirección del partido se inclina por Ernest Maragall como alcaldable por Barcelona.

Todo está en movimiento. La inminencia de la candidatura de Manuel Valls, que la anunciará a finales de la próxima semana, está provocando un terremoto en el resto de partidos. Esquerra lleva meses defendiendo la candidatura de Bosch, con buenos augurios en las encuestas. También se resiste a sumarse a una candidatura única de todo el independentismo. Y Bosch, con una gestión municipal propia, ha sabido distanciarse de la alcaldesa Ada Colau, con una oposición contundente, pero con un proyecto constructivo.

Bosch, no repite

En las últimas horas ha expresado a compañeros de partido y en el ámbito municipal su intención de no repetir como candidato en las elecciones municipales que se celebrarán el próximo 26 de mayo, según ha podido saber Crónica Global.

Esquerra pretende ahora un posible trueque, que se podría anunciar en la asamblea del partido de este viernes. Bosch, que habla hasta seis idiomas, podría ser el sustituto de Maragall al frente del departamento de Exteriores de la Generalitat, y éste encabezará la lista de ERC a la alcaldía de Barcelona, a pesar de contar con 75 años.

Fuentes de ERC consideran que Bosch ha protagonizado un acto de "generosidad", al entender que las posibilidades de Ernest Maragall pueden ser mejores que las suyas propias, a pesar de que ya figuraba por delante en las encuestas.

Todos con el legado de Maragall

Los republicanos han jugado con el apellido Maragall desde que Ernest, el hermano de Pasqual, que fue su mano derecha en el consistorio, anunció que dejaba el PSC. La voluntad de ensanchar la base del independentismo ha llevado al partido a buscar figuras socialistas distantes con la dirección del PSC, que, tras apostar inicialmente por el derecho a decidir, consideró que debía defender tesis plenamente constitucionalistas.

Ahora, a la espera de que Esquerra ratifique esa decisión, y siempre que el propio Oriol Junqueras dé el visto bueno desde la prisión de Lledoners –todas las decisiones las sigue controlando el presidente de ERC-- se prevé un duelo en Barcelona entre distintos candidatos que reivindican el legado maragallista. El propio exprimer ministro francés, que desea recuperar el espíritu de Barcelona como capital cultural y generadora de grandes proyectos, --con el posible concurso de Ciudadanos, aunque el político francés insiste en constituir un proyecto propio--; Ernest Maragall, al frente de ERC, y Ferran Mascarell, que es el candidato de Carles Puigdemont. También el propio PSC, con Jaume Collboni al frente.