Menú Buscar
Los senadores socialistas aplauden al nuevo presidente del Senado, Manuel Cruz / EFE

Manuel Cruz, presidente del Senado

El candidato socialista ha resultado elegido en primera votación gracias a la mayoría absoluta de su partido en el Senado

21.05.2019 11:00 h.
3 min

El senador socialista Manuel Cruz ha resultado elegido como presidente del Senado este martes. El PSOE cuenta con la mayoría absoluta de la Cámara, por lo que ha podido ser escogido en primera vuelta. Los socialistas tendrán cuatro sillones en la Mesa frente a los dos del PP y el del PNV.

Manuel Cruz (PSC), elegido presidente del Senado

Cruz se presentó como candidato a senador electo por la circunscripción de Barcelona el pasado 28A. No milita en el PSC, aunque mantiene estrechos vínculos con la formación socialista. Ha sido fundador y promotor de la asociación Federalistes d'Esquerres, que promueve la transformación del estado autonómico actual en uno federal

Segunda opción

No era el primer candidato del partido de Pedro Sánchez para presidir la Cámara Alta, puesto que se promovió a Miquel Iceta para esta responsabilidad. El líder de los socialistas catalanes, dispuesto a dialogar con los independentistas y un declarado federalista, tenía que ser escogido senador por designación territorial por el Parlament. 

Con lo que no contaban ni Sánchez, ni el propio Iceta, era con el veto de los independentistas en el hemiciclo catalán. ERC decidió votar en contra de la designación de Iceta y se sumó al bloqueo impuesto por JxCat y la CUP. La derecha constitucionalista tampoco le apoyó, puesto que PP y Cs prefirieron la abstención y lo acusaron de haber roto la unidad de estos partidos. Por ello se promovió finalmente el nombre de otro catalán con un perfil similar, Manuel Cruz. 

Mesa del Senado

Cristina Narbona será la vicepresidenta primera del Senado y ocupará uno de los cuatro asientos que el PSOE consiguió en el órgano de gobierno de la institución en las urnas. El acuerdo inicial era que los socialistas cedieran una de las sillas de la mesa a los conservadores de la Cámara alta, aunque no se ha producido. El PP​ contará con dos sillas y el PNV con una. 

El expresidente del Senado, Pío García-Escudero, se incorpora como vicepresidente segundo de la vicepresidencia. Se interpreta este gesto de la formación liderada por Pablo Casado como un reconocimiento del trabajo hecho del histórico dirigente conservador.