Menú Buscar
La Guardia Urbana de Barcelona, protegiendo la comisaría de Las Ramblas contra los disturbios / CG

Malestar en la Guardia Urbana por su nulo papel ante los disturbios

El jefe de la policía municipal rompe su silencio interno para dar instrucciones sobre la vestimenta de los agentes pero sigue de perfil respecto a la pasividad del cuerpo durante los actos violentos

23.10.2019 13:53 h.
3 min

El intendente mayor de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), Evelio Vázquez, ha roto su silencio tras los graves disturbios que azotaron la ciudad condal la semana pasada. El jefe del cuerpo municipal de seguridad se ha dirigido a sus agentes solo para indicarles la ropa que deben llevar durante el temporal de gota fría, lo que ha provocado malestar en el cuerpo, que ya está alzado en armas por el discreto papel reservado a los agentes durante los enfrentamientos callejeros protagonizados por los CDR.

Según un documento interno al que ha accedido este medio, Vázquez ha trasladado a los efectivos un cambio en el procedimiento operativo 6/18 sobre normas de uso de los chalecos antibalas. La circular interna obliga a colocar una funda interior en la pieza de ropa coincidiendo con la meteorología adversa, sustituyendo la exterior. Ello no ha sentado bien entre los funcionarios que, por un lado, esperaban ayudar a contener las algaradas de la semana pasada y, por el otro, mensajes de apoyo o reconocimiento del mayor.

Malestar por no personarse

El gazapo del intendente llega en un momento de fuertes corrientes internas en el cuerpo municipal de seguridad. Los agentes no pudieron intervenir en tareas de apoyo a los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional en los días más duros de choques con los CDR independentistas. En lugar de ello, la cúpula de la Urbana los envió a realizar dispositivos estáticos. Este hecho ha sublevado a, por ejemplo, CSIF-Guardia Urbana, que ha recordado que el cuerpo dispone de una unidad, la USP/URPE, capaz de lidiar con problemas de orden público.

Asimismo, el sindicato afea al Ayuntamiento de Barcelona que no se persone como acusación en los procesos judiciales contra los independentistas radicales detenidos. Sí lo ha hecho el Ejecutivo local en los casos contra la policía por las cargas durante el referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre 2017. En esta ocasión, no obstante, el gobierno municipal prefiere solo personarse en la vía civil --para reclamar los daños-- y no en la penal.

Piden una reunión con Batlle

Por todo ello, esta agrupación ha pedido una reunión con el teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle. Lamentan que Barcelona en Comú "llamara a la movilización" con el independentismo pero "retirara a su policía para evitar la confrontación". "Durante los días más críticos que ha vivido su ciudad, mantuvo acuartelada a su policía mientras la urbe y los ciudadanos vivían el mayor caos de su historia reciente", ha agregado CSIF.

Cabe recordar que, hasta la fecha, Mossos y Policía Nacional han detenido a 202 personas por participar en distintos incidentes en el espacio público la pasada semana. La mayoría de ellos, 92, fueron arrestados en la provincia de Barcelona.