Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los socios del Govern purgan a miembros de Demòcrates, partido liderado por Antoni Castellà (d) que apoyó al líder de ERC, Oriol Junqueras, en las elecciones del 21D / CG

Las luchas intestinas de la vieja CiU complican el acuerdo ‘indepe’

PDeCAT y Artadi quieren echar a Demòcrates de los cargos de la Generalitat que mantienen desde que formaban parte de UDC, lo que podría provocar un cisma en ERC

3 min

Cataluña sigue sin presidente ni gobierno, pero los partidos independentistas se reparten cargos. Y en ese pulso por controlar los departamentos de la Generalitat afloran viejas rencillas y, sobre todo, las ya atávicas luchas intestinas entre convergentes y republicanos.

El último frente abierto entre los llamados a ser socios del nuevo ejecutivo tiene un nombre propio: Antoni Castellà. El exdirigente de UDC, independentista converso y líder de Demòcrates, intenta retener su patio trasero en el Govern. Esto es, la decena de cargos que, desde la época de Andreu Mas-Colell, exconsejero de Economía, ocuparon los democristianos en el negociado de Universidades. Esta área pasaría posteriormente a la Consejería de Empresa y Ocupación, que en el futuro gobierno catalán estaría dirigida por Junts per Catalunya.

Fuentes próximas a esta órbita independentista aseguran que tanto Elsa Artadi, valor en alza de la nueva Convergència y miembro del núcleo duro de Carles Puigdemont, como PDeCAT se han conjurado para retirar a Castellà esa parcela de poder mantenida durante años. "Artadi y PDeCAT se han tomado como algo personal echar a Castellà y a los suyos", aseguran las mismas fuentes, tras subrayar que ésta es la verdadera razón por la que el exdirigente de Unió, que ocupó la secretaría de Universidades entre 2010 y 2015, amenaza con escindirse de ERC –formó parte de la lista republicana en las elecciones del 21D— y pasar al grupo mixto en el Parlament.

Presionar para mantener su parcela de poder

“El amago de Castellà busca presionar a ERC para mantener su parcela de poder, pero también podría haber pactado con Puigdemont retener ese negociado a cambio de pasar al grupo mixto y debilitar al partido republicano”, explican fuentes conocedoras de la situación.

Demòcrates solo tiene dos diputados actualmente y el tiempo dirá si puede mantener ese pulso. La versión oficial sobre ese posible plante responde a la propuesta de Gerard Ardanuy, portavoz de Demòcrates en el Ayuntamiento de Barcelona, de someter a una consulta de la militancia la vigencia del acuerdo electoral con ERC. Según expuso a la federación de Barcelona del partido, los republicanos no cumplen con el primer punto del pacto, según el cual, ambos partidos se comprometen a implementar la república catalana como nuevo estado de Europa.

Destacadas en Política