Menú Buscar
Pedro Sánchez (PSOE), presidente del Gobierno, y Pablo Iglesias (Unidas Podemos) / EFE

Los españoles se decantan por un acuerdo del PSOE con Podemos

El barómetro del CIS señala que el 34,1% defiende un pacto de izquierdas, sin el apoyo de los independentistas, a mucha distancia de un gobierno del PSOE con Ciudadanos

30.05.2019 13:02 h.
3 min

Con muchos gobiernos autonómicos y locales en el aire, con una apertura de Ciudadanos, todavía tímida, hacia el PSOE, el nuevo barómetro del CIS señala que el acuerdo que concita más apoyos entre los españoles sería el formado por el PSOE y Podemos, que podría incluir al PNV, pero sin el concurso de los independentistas, y a mucha distancia de un Gobierno entre los socialistas y Ciudadanos. Hasta el 44,1%, sin embargo, cree que debe gobernar el PSOE, o en solitario o con apoyos con otros partidos. 

El primer acuerdo, el PSOE con Podemos, sin apoyos de los independentistas, lo defiende el 34,1% de los españoles. Ahí tendrían un espacio los partidos nacionalistas, pero no los independentistas catalanes, que se rechazan de forma explícita.

El 'no' con Rivera

La segunda opción es la que están intentando en algunas comunidades los socialistas y Ciudadanos. Se trata de un acuerdo que secunda el 24,5% de los españoles, a diez puntos de distancia. El acuerdo entre el PSOE, Podemos y los partidos independentistas, Junts per Catalunya y Esquerra, sólo lo defiende el 16%. 

Se trata de la encuesta tras las elecciones generales del 28 de abril, y corresponde al barómetro de mayo. Esta vez ya no hay resultados electorales traducidos en escaños, pero sí porcentajes de voto, con algunos cambios. El PSOE seguiría siendo la primera fuerza, con un ligero incremento, el 36,5%, y el cambio se produce en el resto de fuerzas: Ciudadanos pasaría a ser la segunda, con el 16%; Unidas Podemos la tercera, con el 12%, y el PP habría caído hasta la cuarta fuerza, con el 11,5%.

El guion de Sánchez

El PSOE es consciente de esos datos. Y, de hecho, ha seguido ese guion, que se vivió desde la noche electoral del 26 de abril, cuando la militancia socialista le pidió a Pedro Sánchez que "con Rivera no".

La cuestión es que ahora Sánchez busca cómo encajar una doble misión: garantizar su investidura en el Congreso y lograr gobiernos sólidos en autonomías y ciudades, lo que pasa por un doble entendimiento con Podemos y con Ciudadanos. 

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información