Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, convoca una mesa extraordinaria el próximo jueves / RTVE

Laura Borràs avisa: no dejará su cargo y sólo delegaría sus funciones de forma temporal

La presidenta del Parlament catalán defiende a su correligionario Francesc de Dalmases tras su bronca a una periodista del programa FAQS de TV3 y cree que hay un "ensañamiento lamentable" contra él

5 min

Laura Borràs no renunciará a la presidencia del Parlament si acaba siendo suspendida de su cargo por la apertura de juicio oral contra ella por el presunto fraccionamiento de 18 contratos públicos a un amigo cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes. La mandataria de Junts per Catalunya (JxCat) ha advertido este viernes de que no se plantea dimitir y ha dejado entrever que, para cumplir con la obligada suspensión que dicta el Reglamento de la Cámara en estos casos, se limitará a delegar sus funciones de forma temporal.

Borràs interpreta que la "suspensión" no implica, según ella, dejar la presidencia: "Yo no dejaré mi cargo, ni mi posición como diputada, ni como presidenta", ha enfatizado en una entrevista al programa Aquí Parlem de RTVE.

"No se escoge a otro presidente"

"Suspendido de derechos y deberes no quiere decir dejar el escaño. Dejas de hacer esas funciones, pero eso no quiere decir que las abandones o te hagan dimitir. Durante el periodo de tiempo que se considere que afecta esta suspensión, habrá otro que hará las funciones, pero no se escoge a otro presidente", ha remarcado. Y es que, según ella, si se eligiera a otro presidente "esto no sería una suspensión, sería una retirada de cargos, derechos y deberes".

Además, Borràs todavía confía en que que el resto de fuerzas políticas del Parlament --básicamente, las secesionistas-- no cumplan, llegado el caso, el artículo 25.4 del Reglamento que obligaría a suspenderla: "Es una decisión de carácter político. Como en la Mesa hay políticos, no jueces, se tomará una decisión de carácter político. Y como tantas veces hemos criticado que los jueces hagan de políticos, yo espero, confío y deseo que los políticos no hagan de jueces", ha insistido.

En este sentido, cabe recordar que el artículo 25.4 del Reglamento del Parlament --aprobado en 2017 con los votos de Junts pel Sí y la CUP-- obliga a suspender a los diputados a los que se les abra juicio oral por corrupción, por lo que el futuro político inmediato de Borràs dependerá, al final, de los votos de esas mismas fuerzas políticas secesionistas.

Ve "ensañamiento" contra Dalmases tras su bronca en TV3

Borràs, por otra parte, ha salido en defensa del diputado y vicepresidente de JxCat Francesc de Dalmases ante lo que considera un "lamentable ensañamiento" contra él a raíz de la bronca que éste le echó a una periodista del programa FAQS de TV3, a la que recriminó a gritos y dando golpes en el mobiliario algunas preguntas incómodas para Borràs relacionadas con su investigación por presunta corrupción.

Borràs --que presenció en directo esa escena, pues estuvo en el camerino al cual se llevó el diputado a la periodista agarrándola de la muñeca para abroncarla a puerta cerrada-- ha calificado el incidente como "una discusión", por lo que cree que muchos opinan sin "saber lo que pasó". Así, además de defender a su colaborador, negando que hubiera cualquier tipo de "agresión", ha criticado a quienes cuestionan su actitud apuntando que "todo el mundo lleva un fiscal dentro".

"Lo que he leído que pasó yo no lo he vivido", ha dicho Borràs, a pesar de que varios testigos corroboraron la bronca a la prensa, y de que el propio director del programa, Pere Mas, admitió que Dalmases riñó a la periodista.

Según la presidenta del Parlament catalán, Dalmases ha hecho "lo correcto" limitándose a pedir su suspensión como portavoz de JxCat en la comisión de control de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales y la apertura de un expediente informativo para defenderse.