Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Recreación digital del proyecto de 'superisla' en el Eixample / AJBCN

El PSC pide a Janet Sanz revisar la 'superisla' del Eixample

Laia Bonet, teniente de alcalde, pide "que no se convierta en una guerra al coche" y admite "diferencias" en movilidad en el seno del Gobierno municipal

2 min

El PSC pidió ayer revisar el modelo de superisla antes de extenderlo por el centro de Barcelona. Los socialistas plantearon a su socio de gobierno, BComú, que la lucha contra la contaminación​ no se convierta en una "guerra al coche", y admitió "diferencias" en el gobierno municipal sobre la movilidad en la Ciudad Condal. 

Lo dicjo ayer Laia Bonet, teniente de alcalde de Agenda 2030, transición digital, deportes, coordinación territorial y metropolitana, en una entrevista en el programa Bàsics de Betevé. En el marco de esta aparición pública, Bonet pidió combinar los ejes verdes con "el paso del transporte público", como ocurre con el proyecto de pacificación de la calle Pi i Margall. 

"Ajustar y reconsiderar"

La electa del PSC contrapuso este modelo de convivencia entre el transporte y el peatón y la bici con la opción prevista para la calle Consell de Cent, donde se expulsará​ al coche. Con respecto a esta vía, Bonet propone "ajustar, reconsiderar y volver a ajustar, si fuera necesario".

El trabajo "extra" en el diseño que pide la concejal tiene como objetivo que las políticas de pacificación y lucha contra la polución "no se conviertan en una guerra al coche". 

"Diferencias" entre BComú y PSC

De hecho, las políticas de movilidad han tensado las relaciones internas entre los comunes y los socialistas. "Hay diferencias en los ritmos", admitió la teniente de alcalde. 

El reconocimiento de Laia Bonet matiza una opinión anterior de Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo, quien aseguró recientemente que el bipartito era un "solo bloque" en materia de intervenciones de pacificación urbana.