Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Infanta Cristina, en su primera declaración en la vista oral del caso 'Noos'.

La infanta Cristina dice que Aizoon "se creó para "canalizar los ingresos profesionales" de Urdangarin

La hermana del Rey declara en el juicio del 'caso Nóos' y se desentiende de la gestión de la sociedad común con su marido

Redacción / Agencias
2 min

La infanta Cristina ha asegurado este jueves que Aizoon, la sociedad que compartía al 50% con su marido, Iñaki Urdangarin, se constituyó con el objetivo de "canalizar los ingresos profesionales" de este último. La hermana del Rey lo ha dicho en su primera declaración como acusada en la vista oral del caso Nóos, en el que tanto ella como Urdangarin están imputados.

Lo ha hecho, eso sí, en respuesta a las preguntas de su propio abogado, tras negarse a responder a la acusación popular de Manos Limpias, la única acusación, ya que ni Fiscalía ni acusación particular --respresentada por la abogacía del Estado-- presentaron cargos contra la Infanta.

Alega desconocimiento

En su declaración, la Infanta ha descargado responsabilidades en su esposo, respondiendo sistemáticamente a diversas preguntas concretas sobre la gestión de Aizoon que era Urdangarín quien se ocupaba, y alegando desconocimiento sobre la empresa.

"Nunca asistí a ninguna junta de Aizoon, ni para las cuentas anuales", ha dicho la Infanta en otro momento de su declaración. Igual que ha dicho desconocer "los ingresos y gastos de Aizoon", porque "con mi marido no hablábamos de estos temas", e incluso si Aizoon tenía o no trabajadores. 

Firmaba las actas "por confianza"

Sobre su firma en actas de la sociedad, la hermana del Rey ha argumentado que "me las pasaban a la firma y por la confianza en mi marido y sus asesores las firmaba". A la pregunta directa de su abogado sobre "quién tomaba las decisiones en Aizoon", ha respondido claramente: "Mi marido, era el administrador y tomaba él las decisiones".

En la misma línea ha respondido la infanta Cristina preguntada sobre por qué la sociedad se creó al 50% entre ella y Urdangarin. "Así me lo pidió, y yo acepté", ha explicado.