Menú Buscar
La canciller alemana, Angela Merkel, y su predecesor, Gerhard Schröder, en una imagen de archivo.

La gran coalición: el precedente de Alemania

Un pacto de concentración entre los dos partidos mayoritarios sería una novedad en España

3 min

El complejo escenario que han dejado las elecciones de este domingo ha puesto de actualidad una expresión, gran coalición, que se ha repetido innumerables veces durante la jornada del lunes, aludiendo a un posible gobierno de PP y el PSOE. El término se refiere a un ejecutivo de concentración entre dos formaciones mayoritarias y antagónicas. Y tiene su origen en Alemania, donde un pacto de este tipo no es ni mucho menos un tabú.

De hecho, actualmente gobierna en Alemania una Grosse Koalition, encabezada por la CDU de Angela Merkel –y sus socios bávaros de la CSU–, pero con participación destacada de los socialdemócratas del SPD, que ostenta cinco carteras.

El pacto se alcanzó después de que Merkel quedara a sólo cinco escaños de la mayoría absoluta en las elecciones de 2013, y sin la posibilidad de pactar con sus tradicionales aliados, los liberales del FPD, que no obtuvieron representación parlamentaria. El acuerdo fue bendecido en consulta interna por las bases del SPD, que, al menos matemáticamente, tenía opciones de intentar un ejecutivo de izquierda con Die Linke y los verdes.

Schröder cambió de aliados

Hasta 2017 no sé sabrá qué precio pagan o no pagan en las urnas los protagonistas del pacto. Pero hay otros dos precedentes. En 2005, el entonces canciller socialdemócrata Gerhard Schröder perdió por solo cuatro escaños ante una Merkel que se estrenaba como cabeza de lista democristiana. Schröder venía de gobernar con Los Verdes, pero cambió de aliados para formar un ejecutivo de concentración con la CDU/CSU. También en ese caso, pese a que tenía teóricas –aunque complejas– posibilidades de un pacto rojiverde-, a tres bandas.

En las elecciones siguientes, de 2009, Merkel obtuvo la mayoría absoluta, y el SPD se estrelló, al perder un tercio de sus diputados.

Willy Brandt, el pionero

Para encontrar el anterior caso de gran coalición en la historia reciente de Alemania hay que remontarse a 1966. Las elecciones de un año antes dejaron un parlamento con solo tres fuerzas, con la CDU/CSU gobernando con los liberales del FPD. Un año después, estos abandonaron el Ejecutivo, en el cual entró el SPD, entonces liderado por el histórico Willy Brandt.

El parlamento resultante de las siguientes elecciones, en 1969, no fue muy diferente. Pero entonces los socialdemócratas cambiaron de aliados y formaron gobierno con los liberales, poniendo fin a 20 años de hegemonía democristiana en el país.