Menú Buscar
El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, que busca cómo integrarse en JxCAT / PDECAT

JxCAT busca una fórmula “podemita” para votar a Sánchez

Militantes del PDeCAT proponen una consulta a los militantes para que Junts per Catalunya decida el voto en la investidura de Sánchez

3 min

El mundo postconvergente está en plena ebullición. El PDeCAT celebra este sábado su consejo nacional con todo abierto respecto a la relación que debe tener con Junts per Catalunya y la investidura de Pedro Sánchez. Y un grupo de militantes del partido ha reclamado que se pueda votar una propuesta: una consulta interna a todos los militantes que decida la investidura de Sánchez, como ha hecho Unidas Podemos respecto a la posibilidad de entrar o no en el Gobierno y con qué fórmula.

Ha sido el PDeCAT de Les Corts quien ha reclamado que se pueda decidir el sentido del voto a Sánchez a través de una consulta, lo que añade más confusión a un partido que no sabe cómo actuar respecto a su relación con Carles Puigdemont, que es quien lidera, en la práctica, el partido. Las opciones se deberán esclarecer a lo largo del consejo nacional.

Puigdemont prepara la Crida

Los políticos presos se inclinan por la abstención en la investidura de Sánchez. Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez lo pidieron a través de una carta a la dirección, que encabeza David Bonvehí.

En esa posición está Artur Mas, pero choca con Puigdemont, que ha despertado su propio instrumento, la Crida Nacional per la República, convocando a sus sectoriales para que estén a punto, incluso, para unas elecciones al Parlament de Cataluña.

A la espera del PSOE y Podemos

Con Puigdemont están sus más fieles seguidores, como Agustí Colomines o Aurora Madaula, y el grupo parlamentario en Madrid, que encabeza Laura Borràs.

Pero la decisión se tomará a partir de lo que señale el PDeCAT y de la negociación posterior con el entorno de Puigdemont. Y de la propia votación de los militantes, si prospera la idea en el consejo nacional.

La posición de Junts per Catalunya, sin embargo, se complica a partir del posible acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos. Si ello se produce, Junts podría variar su ‘no’ inicial a una abstención, o matenerse en el ‘no’, frente a la segura abstención de Esquerra Republicana, y reivindicar con ello un motivo político de calado frente a los republicanos de cara a las inminentes elecciones catalanas.

Destacadas en Política