Menú Buscar
El exconseller de Territori i Sostenibilitat Josep Rull

Josep Rull asegura que "España no es una democracia normal"

El 'exconseller' acusa al Rey de oficializar el "a por ellos" y exige la dimisión de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría

4 min

Casi un minuto de ovación. El exconsejero Josep Rull ha contado este miércoles en el auditorio del Hotel Palace de Barcelona con un público entregado que ha respondido con un sonoro aplauso su discurso cargado de un fuerte componente emocional. Rull ha optado por explicar con pelos y señales su paso por la cárcel y el “nivel de sufrimiento” que vivió junto al resto de exmiembros del Govern. Ha hablado incluso de “síndrome de Estocolmo”, para revelar que los “humillaron tanto” que al llegar a su celda se sintieron como “en casa”.

Hasta ocho veces ha dicho que “no es normal” lo que les ha pasado. Ha puesto en tela de juicio todo el proceso judicial que les ha llevado a la cárcel hasta culminar su diatriba contra el Estado con un: “España no es una democracia normal”. Ha acusado al Rey de perder la neutralidad institucional y ha exigido la dimisión de la vicepresidenta Saénz de Santamaría por afirmar que el presidente, Mariano Rajoy, ha conseguido descabezar a los líderes de JuntsxCat y ERC.

En este sentido ha pedido “el voto rotundo” por Junts per Catalunya y ha interpelado no solo a los “independentistas”, sino también a los “demócratas”. “Lo que hace falta es democracia, ambición, solvencia, dignidad. Eso es lo que nosotros ofrecemos”, ha añadido sin olvidar que mañana son las elecciones y las encuestas reflejan que ERC y Cs podrían superarle en número de votos.

La “Austria del Sur”

Rull ha confesado que “aún no ha pasado el luto” de su experiencia entre rejas. Ha asegurado que vive en una especie de “nube” que le hace tirar adelante. Quizás por esta razón la autocrítica ha estado ausente durante toda su intervención. Más allá de palabras lanzadas al viento de “diálogo” y “democracia” con el Estado, se ha limitado explicar las bondades de una Cataluña independiente. 

Un Estado catalán sería, a su juicio,“la Austria del Sud”, ya que dicha república podría gestionar “los recursos que generamos” y desplegar el “gran potencial” que tiene la sociedad catalana. Hasta que no ha llegado el turno de preguntas el exconseller no se ha visto obligado contestar a los comentarios incómodos, como la fuga de empresas de los últimos meses o la falta de estabilidad y seguridad jurídica. A la pregunta de si se podría haver evitado la aplicación del artículo 155 con la convoctaria de elecciones por parte de Carles Puigdemont, Rull se ha defendido con un ataque: “No podíamos dejar que Rajoy nos humillara”.

Referéndum pactado

Aunque el ex titular de Territorio y Sostenibilidad tampoco ha hablado de reinstaurar la supuesta república declarada por el Parlament. Ha pedido “diálogo” y “capacidad de pacto” a Madrid para convocar un referéndum.

“Cuando podemos tomar nuestras decisiones somos un país extraordinario”, ha dicho Rull. La nueva marca del PDeCAT mantendrán su apuesta por el proceso secesionista en la próxima legislatura, pero deja en el aire la unilateralidad