Menú Buscar
Joaquim Forn, el eslabón débil

Joaquim Forn seguirá en prisión

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena rechaza de nuevo la petición de libertad del exconsejero del Interior

3 min

Joaquim Forn continuará en la cárcel de Estremera. El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha decidido este viernes mantener la prisión provisional para el exconsejero del Interior del Govern de Puigdemont y ha rechazado su petición de libertad de nuevo. Se trata de la segunda vez que el magistrado que instruye la causa sobre el procés le niega la salida.

La defensa de Forn presentó la solicitud el 12 de enero, un día después de declarar ante Llarena y asegurar que rechazaba la vía unilateral en el proceso independentista. El juez no da credibilidad a sus palabras y mantiene que sigue existiendo riesgo de reiteración delictiva.

Acta de diputado

Forn, que ingresó en la cárcel de Estremera el 2 de noviembre como medida cautelar al estar acusado por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos, renunció a su acta de diputado el 23 de enero. Esto no ha sido suficiente para convencer al magistrado. A través de una carta que envió a la Mesa del Parlament comunicó su decisión al considerar que los “compromisos” que había adquirido ante el Tribunal Supremo podían “representar una contradicción” con su grupo parlamentario, Junts per Catalunya. 

En la investigación, Llarena lo considera responsable último de la inacción de los Mossos d'Esquadra durante el referéndum del 1 de octubre. La policía catalana tenía órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de impedir la votación. 

La actitud de Puigdemont

En el auto del juez, se destaca la "actitud" de Carles Puigdemont, todavía huido en Bruselas: "Precisamente, esa última actitud es la que sostiene quien otorgó en su día la confianza al señor Forn para que fuera consejero de Interior y que encabezó la lista electoral [para el 21D] en la que el investigado decidió integrarse hace escasas semanas". De hecho, Forn está descontento con el expresident, por el agravio que supone su escapismo a Bruselas frente al encarcelamiento de otros exconsejeros. 

La decisión de Llarena hace prever que pasará lo mismo con Jordi Sànchez, expresidente de la ANC. Éste no ha renunciado a su acta de diputado y será el presidente del grupo parlamentario de Junts per Catalunya junto con Elsa Artadi. La decisión del magistrado se conocerá el lunes.