Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isabel Lázaro, número uno de la lista de Vox por Tarragona al Parlamento catalán el 14F / CG

Los chats secretos de Vox contra un candidato: "Es un mierda"

Isabel Lázaro, número uno por Tarragona al Parlament, conspiró contra Alejandro de Anta, aspirante del partido verde al Congreso de los Diputados

6 min

Son los chats secretos de la cúpula provincial de Vox Tarragona contra su candidato al Congreso de Diputados. La actual número uno del partido verde al Parlamento catalán por este territorio en las elecciones autonómicas del 14 de febrero, Isabel Lázaro, conspiró con otros miembros de la dirección regional del partido contra Alejandro de Anta, cabeza de cartel local al Congreso de Diputados en 2019, en plena campaña electoral

tarragona vox chats
Imagen de unos de los chats contra el candidato Alejandro de Anta en 2019 / CG

Lo revelan conversaciones privadas a las que ha accedido este medio y cuyo interés informativo reside en el hecho de que al menos tres participantes son aspirantes a cargo público en Cataluña después de las elecciones del 14 de febrero. Son Isabel Lázaro (número uno por Tarragona); Sergio Macián (dos) y Jordi Fernández (seis). Los tres candidatos a diputado arremetieron desde un chat de trabajo contra De Anta, su aspirante a electo en el Congreso en 2019. 

El Comité Provincial contra 'Gargamel'

Preguntado sobre la cuestión, Vox Tarragona no ha contestado a si había iniciado algún proceso sancionador contra estos militantes. Su responsable de comunicación, Anabel Rodríguez, ha colgado la llamada a Crónica Global y no ha respondido ya a las siguientes. Y eso que los mensajes dirigidos por su cúpula provincial son reveladores de una crisis interna profunda. Lázaro aseguró que "no quería verle la cara" a Alejandro de Anta, pese a que éste era su cabeza de lista al Congreso. 

vox chats tarragona
Uno de los chats de cargos políticos de Vox Tarragona contra su propio candidato, al que tildaron de 'Gargamel' / CG
 

Sergio Macián sugirió que el aspirante, un reputado empresario de la zona, podía utilizar como lema de campaña "Gargamel al Congreso", en referencia al personaje gruñón y antagonista de Los Pitufos. Aseguró a renglón seguido que a él le "daría algo" si el número uno por Tarragona salía elegido diputado. Por su parte, Jordi Fernández tildó de "mierda candidato" al emprendedor. Sea por la división o porque así lo quisieron los electores, De Anta no logró representación: cosechó 31.030 votos en la provincia, un 8,09% de los votos, y cero actas. Sí las obtuvo por Barcelona: dos diputados. 

Militantes lo ven "inaceptable"

Mientras Vox Tarragona no ha querido valorar los mensajes contra su propio candidato, militantes de a pie sí lo han hecho. "Es inaceptable, por cuanto se trata de personas que tenían responsabilidades políticas en el partido, que emitieron los mensajes en plena campaña electoral de la persona a la que denigraban y que, además, ahora son ellos candidatos", ha lamentado uno de los activistas de a pie. También han recordado que Alejandro de Anta, que desde los comicios generales de 2019 ha vuelto al sector privado, "era un militante de los del principio, que se lo creía". 

chats vox tarragona
Imagen de uno de los mensajes de Isabel Lázaro, presidenta provincial y candidata al Parlament, contra el aspirante al Congreso / CG

Sea cual fuere su opinión, lo cierto es que el partido que preside Santi Abascal suma esta polémica a otros escándalos en Tarragona. Uno de los candidatos de la formación, Jordi Ferré, que optó a la alcaldía de Reus, segunda ciudad provincial, dejó la formación a principios del pasado año y denunció a la presidenta provincial, como explicó este medio.

Con Anglada

En junio del mismo año y con temperatura preelectoral en Cataluña --el expresident Quim Torra había dado la legislatura por agotada a principio del ejercicio--, militantes de la formación alertaron de que Vox "estaba desaparecido en Barcelona y Tarragona, dos plazas teóricamente fuertes". En septiembre, Demelsa González, líder de Som Identitaris en El Vendrell, una formación antiinmigración situada en la misma provincia, se marchó al partido de Josep Anglada. Meses antes, el propio Anglada tildó de "panda de enchufados" a la dirección de Vox en la región. 

En septiembre, y con la renovación interna de la formación, este medio explicó que Vox contaba con apenas 1.340 militantes al corriente del pago de cuota en Barcelona, por más de 9.000 en Madrid. Finalmente y en la confección de las listas electorales de cara a las elecciones del 14 de febrero en Cataluña, ha premiado a militantes de la extinta Plataforma per Catalunya (PxC), algo que no gusta a los fundadores de la fuerza en territorio catalán. 

Destacadas en Política