Menú Buscar
Pablo Llarena, juez del Tribunal Supremo / EFE

Interior revisará el protocolo de seguridad del juez Llarena

Fuentes del ministerio alegan que el dispositivo no ha fallado a pesar de que la vivienda del magistrado ha sufrido un ataque de los 'cachorros' de la CUP

14.11.2018 15:02 h. Actualizado: 14.11.2018 15:27 h.
3 min

Fuentes del Ministerio del Interior han asegurado que el protocolo de seguridad que protege al juez Pablo Llarena será revisado. La causa que ha motivado estas declaraciones ha sido el ataque que ha sufrido su domicilio en Sant Cugat del Vallès, en la provincia de Barcelona. 

Desde Interior aseguran que el dispositivo de protección no ha fallado, a pesar de que los independentistas radicales de Arran hayan lanzado pintura amarilla contra la puerta de la casa del magistrado. Excusan este fallo con que no existe riesgo cero en estas situaciones y aseguran que los protocolos se revisan de forma periódica. 

Investigación de los Mossos

Esta es la segunda reacción institucional que ha causado el ataque de los cachorros de la CUP a la casa del juez instructor de la causa contra el procés. El primero ha sido el inicio de la investigación policial que han comunicado los Mossos d'Esquadra. La denuncia aún no ha sido interpuesta, según han comentado desde la institución policial.

Aún no se ha llevado a cabo ninguna detención, a pesar de que la acción ha sido reivindicada por Arran a través de sus perfiles sociales. Han creado una pieza audiovisual en el que se ven a dos personas encapuchadas que lanzaban pintura contra la casa y, además, han destacado dónde se encuentra su vivienda.

Ataque a la casa del juez Llarena en Sant Cugat del Vallès (Barcelona)

 

"Heredero del franquismo"

La portavoz de Arran, Núria Martí, ha explicado en declaraciones a los medios que han realizado la acción contra Llarena porque "la juventud se tiene que dotar de las herramientas que tenga a su alcance para atacar un sistema judicial heredero del franquismo".

Ha considerado que el magistrado es uno de los principales símbolos de la Justicia y ha afirmado que lanzarán ataques contra la justicia española "las veces que haga falta" y sus herramientas, que califican como "represivas".