Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Maria Eugènia Gay, decana del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona y nueva delegada del Gobierno en Cataluña / EFE

Illa completa su equipo con la salida de Cunillera y el fichaje de Gay

La designación de la jurista como delegada, que ya sonó como ministra y mantuvo la neutralidad en el Colegio de la Abogacía durante 'procés', ha sorprendido a algunos dirigentes socialistas

4 min

Con la designación de Maria Eugènia Gay como delegada del Gobierno en Cataluña, Salvador Illa completa la renovación de su equipo. “Era uno de los flecos que quedaban, la designación de un representante del Gobierno que contara con la confianza del líder del PSC”, explican fuentes conocedoras del proceso que ha supuesto la sustitución de Teresa Cunillera por la actual decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB). Las relaciones entre la leridana, que notificó su dimisión por carta al presidente del Gobierno, y el primer secretario general de los socialistas catalanes “no eran buenas”, aseguran estas fuentes.

De hecho, hay quien habla de “grandes desencuentros” entre Cunillera e Illa, quien llegó al congreso extraordinario de renovación del PSC celebrado los pasados 18 y 19 de diciembre de 2021 con dos temas pendientes: el futuro de Cunillera y el de Nuria Marín.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, junto a la decana del Colegio de Abogados de Barcelona, Maria Eugenia Gay
El presidente del Parlament, Roger Torrent, junto a la decana del Colegio de Abogados de Barcelona, Maria Eugènia Gay

Marín, presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de L’Hospitalet, tiene pendiente una causa judicial que planeaba sobre su continuidad como presidenta del PSC. Illa resolvió la cuestión designándola vicepresidenta, mientras que Miquel Iceta asumía la presidencia del partido, tras ser sustituido por Illa en la primera secretaría.

Neutralidad en el ICAB

En cuanto a Cunillera, la Moncloa ha dejado el relevo en manos del exministro de Sanidad, que apuesta por una jurista que ya sonó como posible ministra de Justicia en la remodelación del Gobierno, y que está bien valorada por su empeño en mantener la neutralidad en el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona durante los momentos más convulsos del procés. La letrada fue duramente criticada por el entorno de Carles Puigdemont, precisamente por ese rechazo a politizar la organización profesional.

Maria Eugènia Gay es decana del ICAB desde junio de 2017. En febrero de 2018, reprendió al entonces presidente del Parlament, Roger Torrent --actual consejero de Empresa de la Generalitat--, por criticar al estamento judicial asistente a un acto solemne de la organización colegial y denunciar la existencia de “presos políticos”. "No era la idea", dijo la abogada, hija del exvicepresidente del Tribunal Constitucional Eugeni Gay, que también fue decano del ICAB.

Hija de Eugeni Gay

El jurista apoyó en mayo de 2017 un manifiesto de Portes Obertes del Catalanisme --una plataforma impulsada por Tercera Via y Construïm, vinculadas respectivamente a excargos del PSC y UDC-- titulado Contra la ley, no; solo con la ley, tampoco contrario a las vías unilaterales y al referéndum, y que instaba al Gobierno español a establecer un marco de negociación con Cataluña. 

Eugènia Gay, por tanto, es la apuesta de Illa. Inesperada para algunos dirigentes socialistas, pero que completa el equipo apuntalado hace un mes, cuyo objetivo es recuperar la presidencia de la Generalitat para los socialistas.