Menú Buscar
Los socialistas catalanes Meritxell Batet, Miquel Iceta, Jaume Collboni y Laia Bonet / PSC

Iceta se resiste a dar por hecho que Maragall será alcalde de Barcelona

El líder del PSC asegura que su partido negociará con los Comuns para llegar a un acuerdo de gobierno con Collboni e impedir un alcalde “independentista”

27.05.2019 14:17 h.
3 min

Resistencia y negociación. El PSC no da por hecho que el republicano Ernest Maragall sea alcalde de Barcelona. Es la lista más votada, con diez concejales, pero Miquel Iceta, el líder de los socialistas catalanes, quiere iniciar una negociación con los Comuns que pueda llevar a Jaume Collboni a la alcaldía o a un acuerdo de gobierno en el consistorio con el partido de Ada Colau. “Haremos lo que haga falta para que Barcelona tenga el mejor gobierno y que no tenga un gobierno independentista”, ha señalado.

¿Imposible? Los socialistas han logrado ocho regidores y entienden que están en una posición en la que sólo pueden ganar. O se responsabilizan de la oposición, ante un gobierno en minoría de Maragall, aunque puedan llegar a acuerdos en algunas cuestiones, o intentan un gobierno alternativo. Para ello deberían sumar 21 concejales en el plenario del consistorio, que se celebrará el 15 de junio. Si eso no se produce, y aunque Maragall no tenga una mayoría, será alcalde al ser el líder de la lista más votada.

Mejores resultados para el PSC

Iceta ha insistió en que ERC no debería “dar por sentada la alcaldía de la capital catalana”, con la convicción de que los socialistas han logrado un resultado mejor de lo esperado. “Hemos regresado con fuerza a la primera plana de la política catalana, consolidándonos como segunda fuerza”, ha insistido el primer secretario del PSC, en referencia a los resultados en la ciudad y en el área metropolitana de Barcelona.

“Recomendaría a todo el mundo que no corra, que los partidos hablen y haya un gobierno progresista y estable”, ha pedido Iceta.

Pero, ¿de qué depende todo eso? Los socialistas dejan todo el peso de esas posibles negociaciones a los Comuns. Dependerá de la fuerza política que dirige Ada Colau, que podría iniciar conversaciones con ERC, y posibilitar, sin más dilación, la alcaldía de Maragall.