Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una de las cargas policiales del 1 de octubre, con un herido en el suelo. Un médico dice que contaron como heridos hasta las crisis de ansiedad / EFE

Un empleado del Hospital del Mar: "Contamos como heridos hasta las crisis de ansiedad"

Varios testimonios revelan las indicaciones de la consejería de Salud tras las cargas policiales del 1-O

5 min

Un empleado del Hospital del Mar de Barcelona ha revelado que tras las cargas policiales del 1-O se activó un protocolo especial de atención a los heridos. "Se contaban como agresiones hasta las ansiedades por ver las imágenes en televisión”, ha manifestado. Dicho extremo ha sido desmentido por la institución sanitaria.

Según explica este testimonio en El Mundo, los empleados recibieron una orden “no escrita” por parte del Departamento catalán de Salud. Se les mandó seguir “un código concreto” para tipificar a los heridos por la actuación de la Guardia Civil y la Policía Nacional el 1 de octubre.

El uso de un código es habitual en fechas especiales. En esta ocasión, la diferencia estribó en que entre las personas a las que se adjudicó este código no solo figuraron contusionados o heridos de diversa consideración, sino también personas con ataques de nervios ante lo presenciado en los colegios de votación.

Hospital del Mar: "39 heridos y sólo una crisis de ansiedad"

En un desmentido oficial, el Parc de Salut Mar (PSMAR) de Barcelona ha recordado que atendió a 39 heridos. Sólo uno de ellos fue atendido por una crisis de ansiedad, y acompañaba a su madre, que sí sufría policontusiones.

"La mayoría de heridos presentaban contusiones, politraumatismos y traumatismos craneoencefálicos", ha indicado un portavoz.

"En ningún momento la dirección del PSMAR dio órdenes a los profesionales para que usaran un código específico para identificar a las personas atendidas con el fin de incrementar de forma artificial la lista de heridos. Rechazamos que se hayan utilizado y manipulado las cifras de personas atendidas por los servicios de urgencias con fines políticos", ha remachado el mismo portavoz.

Salud: 893 heridos

Los datos oficiales que proporcionó el Govern revelaban que el pasado 1-O se registraron 893 heridos. De todos ellos, tan solo cuatro fueron trasladados a hospitales.

Lo cierto es que la Generalitat ha utilizado en su beneficio una confusión clave: la que existe entre heridos y atendidos. Según explica una enfermera con amplia experiencia en la gestión pública catalana los heridos son lesionados; los atendidos o asistidos por servicios sanitarios incluyen a personas en estado de nervios o que aseguran sufrir una crisis de ansiedad.

El ejemplo de esta confusión quizá deliberada puede verse en mensajes como éste, difundido en su cuenta oficial de Twitter por la consejería de Salud, que dirige Toni Comín: “Continúan ingresadas dos personas por las cargas de los cuerpos policiales del Estado que provocaron 893 heridos”.

El juez Francisco Miralles, que investiga las 26 actuaciones de la Policía Nacional del 1 de octubre en los colegios electorales sólo de Barcelona, habla por el momento de 130 denuncias y partes de lesiones en la capital. La mayoría por hematomas o erosiones. Según advierte, pueden llegarle más casos, pero estos 130 son menos de la mitad de los 302 que la propia consejería situó en Barcelona.

Números inflados

Como recoge el mismo medio, otro testimonio, un directivo de la Xarxa Hospitalària d'Utilització Pública (XHUP) que gestiona varios hospitales y ambulatorios en la provincia de Barcelona, ha asegurado que “Salud insistió en que se recogieran todos los casos, no solo los de los heridos, sino los de los asistidos”.

Su sensación es que los números se han inflado. Pone un ejemplo: en uno de los centros de urgencias de atención primaria que gestiona en la zona del Vallès se reportaron cinco casos: tres de ellos eran heridos leves y los otros dos, ataques de ansiedad.

Este gerente añade además que hace tiempo que las cosas no son como antes del procés en las reuniones con el equipo de Salud: “No nos dan órdenes por escrito y nos mandan dejar los móviles fuera, en la mesa de la secretaria, para que no podamos grabar ni fotografiar nada”.

Destacadas en Política